Urdón – Tresviso

Descubriendo Picos de Europa:  Urdón – Tresviso.

Situación: Picos de Europa, macizo oriental.
Se llega por: Cantabria, Panes, Desfiladero de la Hermida, Urdón.
Dificultad: Media-Alta
Distancia: Urdón – Tresviso: 5,7 km
Desnivel: 830 metros
Tiempo a emplear: unas 3 horas.
Mapas: Hoja 56 III del IGN.

Vamos a por el tercer itinerario de la zona de Tresviso, en Santander. Trataremos la subida desde Urdón a Tresviso, volviendo por el mismo lugar. Las opciones de realización de la actividad son varias independientemente de querer hacer el recorrido ida y vuelta o tan sólo ida. De hacerse ida y vuelta puede iniciarse en cualquier de los puntos de origen/destino. En el caso de querer hacer solo un trayecto alguien deberá dejarnos en origen para recogernos en el destino lo cual a mi modo de ver no es práctico debido a la distancia a recorrer en automóvil desde Urdón hasta Tresviso.

En este caso me referiré a la ruta efectuándola con origen en Urdón hasta Tresviso. 5,7 kilómetros con mas de 830 metros de desnivel y unas tres horas de camino. La vuelta/bajada nos llevará menos tiempo por lo cual sólo nos referiremos a la subida.

Comentar también que se trata del complemento a las rutas referidas en los dos post anteriores como alternativas: Urdón – Tresviso – Reñinuevo – Urdón, San Esteban – Tresviso – Urdón. Incluso podría realizarse una tercera ruta que sin pasar por el Balcón de Pilatos nos llevase desde San Esteban hasta Urdón por Tresviso y Reñinuevo, aunque esto lógicamente sería cuestión de otros post alternativos, aunque, por si no llegan, ahí quedan las opciones.

A lo nuestro. La ruta comienza adentrándonos en el cañón, de muy suave pendiente. En unos minutos pasaremos por delante de la bifurcación que nos sube al casetón del canal de Reñinuevo. Un par de puentes en el camino y poco a poco suavemente vamos ganando pendiente hasta llegar a la canal de Cerrosa dónde empezaremos a hablar de otra cosa. Múltiples revueltas, mucho cascajo suelto. Algunos tramos con desnivel a lo bestia. Recomiendo uso de calzado adecuado y de forma imprescindible bastones de apoyo, la gravilla puede ceder al paso de los que como yo pesamos de forma “importante”. Tras salvar la canal y retorcer el camino la proa o espolón del macizo llegamos a la zona de la Posá de Ciabedo , donde tenemos el primer mirador y zona de descanso. Hala, venga, fotos guapas aunque en éste punto entre las 9 y las 11 de la mañana la foto al fondo del valle y hacia el oeste sirve de bien poco por los contraluces bestiales que impiden sacarle provecho. Aún así tendremos buen material. Seguiremos subiendo hasta pasar el Balcón de Pilatos último sitio donde tendremos conciencia real del desnivel desde allí al fondo del río. Fotos, fotos, fotos… El día en que hace unos años intentamos esta senda, en este punto me negué a seguir subiendo y dije basta. Me limité a disfrutar del paisaje, descubrí el canal de Reñinuevo y procedí con la vuelta hasta Urdón. No quiero ni recordar como fue la bajada sin bastones.

A partir de aquí la subida nos lleva por los Invernales de Prías dejándonos en Tresviso una hora después.

Una pequeña reseña: éste camino fue realizado como fin para poder bajar el mineral de zinc extraído en la minas de Tresviso para, vía río Deba y en barcazas, ser trasportado hasta la costa.

La pasá del Picayo

Descubriendo Picos de Europa: San Esteban de Cuñaba – Picayo – Tresviso

Situación: Picos de Europa, Sierra del Cocón.
Se llega por: Cantabria, Panes, Desfiladero de la Hermida, Rúmenes – San Esteban de Cuñaba.
Desnivel: 600 m
Dificultad: Media
Distancia: San Estaban de Cuñaba – Tresviso: 9 km
Tiempo a emplear: unas 4 horas.
Mapas: Hoja 56 III del IGN.

Tomando como referencia Tresviso (que será casi obligado en los dos próximos itinerarios), en esta ocasión la ruta a efectuar discurre entre San Esteban de Cuñaba (o desde Rúmenes con 3 kilómetros más) hasta Tresviso con paso obligado por el Picayo. 

Esta ruta pertenece  también a la zona de Picos de Europa sobre la que actúa la Comunidad Autónoma de Cantabria.

Aportará vistas excepcionales de la Sierra de Bejes, el Cuetudave y el canal de Reñinuevo objeto de la entrada anterior. Encontraremos pasos aéreos, canales herbosas y empinadas. En la canal de Requejo podremos observar el paso primigenio alternativo que conducía a través de la cueva del Tombu.

Según consta en información publicada en Internet todos los tramos expuestos han sido asegurados con cable de acero y algún quitamiedos de madera aunque a riesgo de profanar el estado de los accesos originales en aras de la seguridad.

La ruta acaba en Tresviso pero cinco kilómetros más por la senda Tresviso – Urdón  con sus 830 metros de desnivel en bajada nos deja de nuevo en el Desfiladero de la Hermida con un recorrido final de 14 km

Otro objetivo pendiente de realizar.

Canal de Reñinuevo.

Descubriendo Picos de Europa – Canal de Reñinuevo

Situación: Picos de Europa, macizo oriental o de Ándara.
Se llega por: Arenas de Cabrales-Poncebos-Sotres-Alto de Jitu Escarandi, Desfiladero de la Hermida-Bejes, o bien desde Sotres-Tresviso.
Distancia: desde Jito Escarandi a Urdón: 15 km.
Mapas: Hoja 56 III del IGN.

Una senda compleja descubierta al seguir el camino de subida de Urdón a Tresviso. De ésta misma tuve la primera noticia en las antiguas fotos del Casino Obrero en Candelario y será objeto de otra entrada.

Tras localizar esta subida a Tresviso e intentar incluso su realización (en el mismo año en que realizamos la primera subida de Poncebos a Bulnes pueblo por el antiguo camino) abandonando en el balcón del Pilatos por mi carencia de fondo físico, ese mismo día divisé frente al balcón en cuestión, en el escarpado farallón al otro lado de la hendidura del río correspondiente a la vertiente norCasetón de la central de Urdónte de la Sierra de Bejes,  un canal que alimenta la central de Urdón después de un salto espectacular de unos 400 metros.

Después de mucho incordiar acabé encontrando información sobre la ruta en cuestión. Puede accederse al inicio de la actividad por distintos puntos, Bejes, Tresviso o desde el Jito Escarandi.

El camino no está exento de peligros en algunos tramos, se trata del sendero de servicio del canal que alimenta la central, al estilo de lo que se puede observar en la ruta del Cares (el origen de ambos canales está relacionado con la Electra de Viesgo propietaria de la central de Urdón cuando entre 1910 y 1920 adquiere ésta y comienza a construir la de Camarmeña al final de la ruta del Cares).

Después de haber recorrido la garganta del Cares podemos comparar el estado de ésta y su continuo mantenimiento contra el abandono del canal de Reñinuevo del que, todavía en funcionamiento, parte del trazado del camino de servicio ha desaparecido consecuencia de derrumbes en la pared de la ladera.

Un ruta que al menos deberá hacerse con cuidado y acompañados a ser posible con algún guía local, con muchos metros de recorrido sobre los muros del canal, atravesando algún que otro túnel, abandonando el canal y cruzando el bosque en algunos sitios y con una vistas, sobre todo en su recorrido final, mas impresionantes y vertiginosas que las del propio Cares. Aquí podremos admirar la propia senda de Urdón a Tresviso desde una panorámica distinta a la habitual pero no por ello menos imponente.

Como colofón, la bajada desde la caseta de control a la propia central se reduce a un descenso prácticamente vertical alternando camino y escaleras.

Un objetivo pendiente de realizar.

Ruta del Tormes.

Ojeando distantas publicaciones y noticias relacionadas siempre con montaña, senderismo y actividades afines destaca una que promueve parte del GR 189 en Salamanca entre la localidades de El Tejado hasta La Maya, de unos 50 km  de longitud y que discurre parelela al río Tormes.

El éste caso el origen de la información proviene de un enlace de los senderos GR en el sitio web de la Federación castellano leonesa de montaña y que figura como una entrada a dicha información fechada tres días antes y no estando disponible en la actualidad, bajo el titulo de GR 183 “Cañada Real Soriana Occidental”, (Salamanca).

No encontrando nada sobre el asunto en dicho espacio web (puesto que el contenido ha sido movido o eliminado) y ampliando la busqueda de forma sistemática, tras recorrer varias noticias de prensa local datadas en Octubre pasado y Mayo y Junio del presente acabo recogiendo el siguiente enlace dónde figura toda la información disponible.

Corredor verde del Tormes (Salamanca).

Una buena opción para un par de días libres en nuestra agenda.

A la luz de la luna.

Merece la pena caminar a la luz de la luna, te lo digo yo.

Ayer mis expectativas consistían en comprobar qué pequeños somos en lo alto de la montaña, en la grandiosidad de sus dimensiones, a la tibia luz de la luna, ante sombras fantasmagóricas de piornos y canchales que parecen asaltarnos a cada paso del camino.

Ese escalofrío que sube por la espalda y alerta al cerebro no es más que el aviso que recorre nuestro cuerpo a la sensación de soledad y abandono en la que como inútil individuo me siento ante la inmensidad en la noche clara.

Y a pesar de todo, en vez de huir a refugiarme en el más pequeño hueco de las piedras y esperar al amanecer, me levanto y con los brazos abiertos giro sobre mí mismo intentando  recoger toda la inmensidad de las estrellas.

Ahora, tras tantos años de olvido y sensaciones perdidas, mis recuerdos no son tales sino nuevos conocimientos, estímulos y emociones que merecen nuevas oportunidades.

El frío de la noche me devuelve a la realidad, inquietándome, la estrella que siempre apunta al norte me revela la dirección con que huir. Pronto volveré.

Las montañas no son estadios donde satisfacer nuestra ambición deportiva, sino catedrales donde practicar nuestra religión, Anatoli Boukreev.