Circos comerciales

Grandes ascensiones: circos comerciales.

Cuando en algún rato perdido me da por buscar en la red cualquier cosa que pueda ocurrir entre noticias, personajes, nuevos senderos, ascensiones, etc., difícilmente puedes imaginar encontrarte con reportajes o entradas en blogs de terceros que impacten de la manera en que lo ha hecho el que menciono a continuación.

Uno tiene la sensación, cuando se habla de montaña, de alpinistas, himalayistas o cualquiera otra acepción que creamos conveniente usar, de ver el aspecto lírico de la actividad propiamente dicha. Personalmente tiendo a creer en la limpieza de la actividad y a resumir que en ocasiones el esfuerzo por alcanzar alguna cumbre se reduce a conseguirlo o no, a la fotografía que da fe del objetivo conseguido o la decepción de no haber podido hacerlo y en general el esfuerzo invertido y lo que te has dejado en el camino.

A lo sumo podremos tener en cuenta el coste de vidas que puede llegar a significar, las lesiones irreversibles que sufren los escaladores en los límites de lo imposible o los peligros que esto conlleva. Y así también nos extrañará la irremediable tendencia a insistir en volver a intentarlo si no se consiguió o como  en el caso de Juanito Oiarzabal tratar de repetir -hasta el infinito y más allá- la consecución de techos por encima de los ocho miles, la -no sé si…- ansiada meta de seguir subiendo montañas a los 72 años de Carlos Soria Fontán actualmente intentando el asalto al Dhaulagiri  o el nuevo desafío Everest de Jesús Calleja. Objetivos lícitos al fin y al cabo, pero, ¿buscando qué?, ¿satisfacciones personales o provecho económico?

No pongo en duda la valía de estos individuos tratando de conseguir objetivos de similar naturaleza. Ni siquiera cuestiono la necedad que ayuda a llevarlos allí vía patrocinio de marcado interés comercial. Haré una breve referencia a la polémica suscitada por la evacuación de Juanito, en su última ascensión, por componentes del grupo de Edurne Pasabán y de la cantidad de acusaciones a que se sometieron mutuamente en esas fechas. Ni la controversia de si Edurne era la primera mujer en conseguir los 14 ocho miles sin ayuda de oxigeno. Si cuestiono la validez de los medios empleados en conseguir objetivos a cualquier precio, incluso, por encima de la decencia humana.

En cualquier caso los momentos onírico-montañeros resultan quebrados cuando, volviendo a la intención de esta entrada, chocas frontalmente con el artículo de Jose.GS donde cuestiona como el Everest acaba convirtiéndose en un circo, abriendo perspectivas nuevas sobre las que yo nunca llegué a pensar: los que cayeron en el intento de llegar a la cumbre, el devenir de todos esos cuerpos diseminados en una ruta de locos y cómo acaban convirtiéndose en referencias técnicas de escalada camino de ninguna parte, de la misma manera en que los hitos forman parte de un sendero. Claro, ni es comercial su recuperación ni para esto hay dinero.

Pamearseynochargota, diría mi amigo Pichu.

Tranquilamente a Teruel.

Ya lo decía José Antonio Labordeta en tiempos en que acudía al Congreso como Diputado electo por Aragón desde la Chunta Aragonesista, en la famosa réplica al señor Cascos, a la sazón Ministro de Fomento  por aquellas fechas del 2003. Y también el cabreo cuando de forma mundana y afable trataba de comparar la tranquilidad con que disfrutaba en sus viajes (a Teruel entre otros), de la Naturaleza y los hermosos rincones de nuestro país, con la necedad de los viajes rápidos de otros diputados, a expensas de intereses y cóleras propios de los poderosos don Dinero, Poder y Política. Acaso la soberbia de algunos individuos allí presentes hizo que José Antonio soltase la imprecación – a mi modo de ver oportuna tal cual yo mismo lo hubiese hecho – que quedó registrada para los anales de la historia como si de un laudo parlamentario se tratase. Aquél “a la mierda” de tal paisano puso en evidencia el estiramiento de algunos políticos a los que no les vendría mal, de vez en cuando, dejar el cochazo en el garaje, cochazo pagado con el esfuerzo de nuestros bolsillos, y dignarse a pisar aún de forma inadvertida algún mojón de vaca de los pocos que ya van quedando en las praderas y agostaderos de nuestras sierras. Una cosa si es segura: creo que el olor no sería significativamente distinto al que ahora desprenden en su butaca del foro parlamentario.

Me he dejado llevar, aunque a la postre nadie sino yo sabría si era mi intención decirlo. «Pos ea, tá dicho».

El propósito de esta entrada era recordar al carismático José Antonio Labordeta en el aniversario de su fallecimiento hoy hace un año. Y viene al caso, por mi parte, recordar todos aquellos programas de la serie “Un País en la mochila” dónde algunos de nosotros aprovechamos para conocer algo más sobre pueblos y rincones pertenecientes a nuestro rico patrimonio rural. Y no quiero dejar de lado su faceta de compositor, cantautor, escritor, catedrático, político atípico y un senderista más.

Encuentro una referencia al hilo de esta documentación del grupo Os Andarines d’Aragón  de la celebración en este aniversario de la Iª Ruta Senderista José Antonio Labordeta, en homenaje suyo, por las riberas del Ebro. En dicho blog se encontrará toda la información necesaria.

Aunque ya hace un año que falta, merece ser recordado. Por todo eso valgan estos versos:

Aqueras montanhas
que tan hautas son
m’empachan de veire
mas amors ont son.
 
Aqueras montañas
tan alteras son,
no me dixan bier
os mios aimors.
 
Aqueras montañas
cuán se’n baxarán
y os mios aimors
aparixerán.
 
Dezaga d’ixas boiras
os n’íré a escar
y crebando as mugas
con yo entornarán.
 
Si canto, yo que canto,
no canto ta yo,
canto t’a mía amiga
que ye en ixos mons.

Aqueras montanhas – Nueva Visión, 1999.

Camino Torres

Peregrinación a Santiago de Compostela – Camino Torres.

Nuevo camino jacobeo recuperado por iniciativa de la Asociación de Antiguos Alumnos de la Universidad de Salamanca para su recorrido a pie o en bicicleta. Reconstruye el que en 1737 hizo el Dr. D. Diego Torres de Villaroel objeto de su peregrinación de Salamanca a Santiago de Compostela vía Ciudad Rodrigo, Gallegos de Argañán para enlazar con Almeida en Portugal y desde aquí ganar Tui tras recorrer el interior de la costa de Porto, Braga y Viana do Castelo o el camino portugués a Santiago.

Camino de 570 kilómetros a recorrer en 23 etapas.

Como quiera que no es mucha la información que podemos obtener debido a lo reciente de esta iniciativa de reconstrucción y promoción de dicha vía, me remito a la página web creada al efecto para su divulgación: CaminoTorres.

La propia página web recoge de la publicación original del Viaje de Torres a Santiago en el documento de 1737, Peregrinación al Glorioso Apóstol Santiago de Galicia, el momento en que Diego Torres inicia el camino. Personalmente y por no reiterarme en el intento recojo otro extracto de dicha obra, que ávidamente leí (al igual que otrora hiciera con su Usos y Provechos de las aguas de Tamames y baños de Ledesma de 1744): la del momento en que se despide de la Cátedra y su Escuela.

«A la Cethedra pedi
su licencia, y diome grata
una bendicion de Borla,
con que llenasse la panza.
 
De Escuelas me despedi:
di en las losas dos patadas:
las uñas bese à Minerva,
y los tovillos a Palas.
 
Salime andando àzia atràs,
por lo bolver las espaldas,
haciendo tres reverencias,
y parternidades tantas.
…»
 

Seguimos agregando caminos. 😉

John Muir Trail – California

John Muir Trail – California

El Camino de John Muir o JMT es la ruta de senderismo de primera clase en los Estados Unidos. El camino comienza en uno de los tesoros de Estados Unidos: el Parque Nacional Yosemite, y continúa 340 kilómetros por el desierto Ansel Adams, Sequoia National Park, Parque Nacional King’s Canyon o Cañón del Rey, y termina en el pico más alto en el territorio continental de Estados Unidos, el Monte Whitney en 4.400 metros de altura.

El nombre del camino se debe a John Muir, escritor, naturalista, conservacionista y protector de la naturaleza. Escribió sobre él mismo cuando descubrió Yosemite: “Ya soy irremediablemente y para siempre un montañero. Sólo me importa hacer que la gente aprenda a amar la naturaleza”.

Llamó a Yosemite, “la catedral de Dios”, fue co-fundador de Sierra Club y está considerado como el padre de los parques naturales. Un personaje que representaría la primera persona con conciencia ambiental y que escribió varias obras sobre dicho tema. En 1870 descubre los glaciares de la Sierra Californiana, los explora y desarrolla su teoría sobre la glaciación del valle de Yosemite. El principal objetivo de sus viajes es siempre la investigación, especialmente de los glaciares, y el descubrimiento de nuevos territorios

Entre sus imágenes.

Itinerario: Algunos de los lugares que se van encontrar en el camino ya han sido tratados en algún momento en éste blog, y los que no probablemente se traten en futuras entradas.

Longitud: 340 km.
Ubicación: California – EE.UU.
Tipo de sendero: Senderismo, Raid.
Desnivel acumulado: 24.000 metros.
Punto más alto: Mount Whitney 4.421 metros.
Punto más bajo: Sendero de las islas afortunadas 1.230 metros.
Dificultad: media-alta.
Época: Julio a Septiembre.
Monumentos por el que discurre: Yosemite Valley , Devils Postpile National Monument , Sierra Nevada, Valle de Yosemite , Diablos Postpile Monumento Nacional , Sierra Nevada
Peligros: Deshielo, hielo en altitud.

Parques nacionales por los que discurre el camino:

P. N. YOSEMITE
Este parque nacional de la ladera de Sierra Nevada tiene una extensión de 3.081 km2. En 1984 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por su diversidad biológica, que engloba montes acantilados como el Gran Capitán, bosques de secuoyas, cascadas y más de 3.000 lagos. El parque posee cuatro accesos. La entrada sur es la más cercana al valle de Yosemite, donde se concentran los principales atractivos. En el centro de visitantes se informa sobre la red de senderos, la contratación de guías y actividades como escalada y paseos a caballo. En la zona más oriental se halla Toulumne Meadows, una zona de prados de altura que cuenta con su propio centro de visitantes. Las rutas más famosas del parque son la John Muir Trail –a lo largo de 340 km, cruza Yosemite y alcanza los P. N. Sequoia y Kings Canyon– y la Mist Trail, que lleva a varias cascadas. Durante los recorridos pueden avistarse osos, coyotes y ciervos.

INYO NATIONAL FOREST
Al sudeste de Yosemite, más allá del Tioga Pass, el pueblo de Mammoth Lakes ejerce de base para recorrer una atractiva zona de bosques y lagos. Esta población tiene una buena oferta de deportes al aire libre, desde kayak y escalada hasta esquí alpino. Mammoth Lakes es la entrada al Inyo National Forest, inmensa área boscosa que abarca 800.000 Ha. La imagen más característica de la reserva son los Minarets, picos dentados que se reflejan en los lagos que se abren a sus pies. Varios senderos conducen hasta su base; las mejores vistas se tienen desde Minaret Summit, accesible en coche.

P. N. SEQUOIA
La entrada al Sequoia National Park puede adquirirse conjuntamente con la del vecino P. N. Kings Canyon. Con una extensión de 1.636 km2, el Sequoia es uno de los que mejor conserva su estado salvaje. El acceso habitual se realiza desde el sur, a través del pueblo de Three Rivers. Su principal atractivo son los árboles gigantes del Giant Forest. El más célebre es el llamado General Sherman que, con 84 m de altura y 11 m de diámetro, es el mayor ser vivo del planeta. Los mejores paisajes se disfrutan en el valle de Mineral King, accesible por carretera, y en el valle de Valhalla, por donde pasa el sendero de gran recorrido High Sierra Trail. La carretera General’s Highway cruza el parque y pasa cerca del mirador Moro Rock, al que se accede tras subir 400 escalones.
P. N. KINGS CANYON
Esta reserva comparte la gestión con el vecino Sequoia National Park. El cañón que le da nombre tiene más de un kilómetro de profundidad. El acceso se realiza a través de la Kings Canyon Scenic Byway, sólo abierta en verano. Las mejores panorámicas se contemplan desde el Grant Grove, en la zona oeste del parque. No existe transporte público dentro del parque, pero se alquilan bicicletas y caballos. Conviene llenar el depósito antes de entrar, pues la reserva carece de gasolinera.

Sobre los parques.

Más información.

En ná, mas cosas… 😉

Antelope Canyon – Arizona

Water Holes Canyon (Cañón de los agujeros de agua) – Antelope Canyon – Nación Navajo – Arizona.

Asombrémonos:

HISTORIA
Water Holes Canyon (Cañón de los agujeros de agua). Hace mucho tiempo, las manadas de antílopes vagaban libremente en el Antelope Canyon, lo que explica el nombre de Inglés del cañón. No se sabe exactamente cuando se descubrió por primera vez Antelope Canyon. De acuerdo con los navajos locales, que han vivido aquí durante algún tiempo, el cañón y el área Lechee eran lugares donde el ganado pastaba en invierno.
Según los ancianos navajos, entrar en un lugar como Antelope Canyon es como entrar en una catedral. Probablemente harían una pausa antes de entrar, liberando la mente y preparándose para la protección y el respeto. Esto también les permitiría salir con un sentimiento elevado de lo que la madre naturaleza ofrece, y para estar en armonía con algo más grande que ellos mismos. Era, y es, una experiencia espiritual.

En la frontera entre Arizona y Utah, Localidad de Page, Arizona: las partes superior e inferior del Cañón del Antílope son muy fáciles de visitar.

Antelope Canyon se encuentra en la tierra de la Nación Navajo, a las afueras de Glen Canyon, Área de Recreación Nacional. Antílope es el cañón tipo ranura más visitado en el suroeste, en parte porque es de fácil acceso y con mucho, el más conocido, y también, ya que es muy hermosa, por la combinación justa de la profundidad, anchura, longitud color de la roca, y la luz ambiental.

Ubicación:
Los flujos de agua estacionales de antílope Creek desembocan en el lago Powell, 3 millas al este en el extremo norte de Arizona. La mayoría de los cursos de agua son amplios con lecho de arena, a la vez  que forman dos secciones distintas del cañón (partes superior e inferior del Antelope Canyon), separados por varios kilómetros de terreno llano desierto.

Permiso:
Visitar cualquiera de las partes de Antelope Canyon no es gratuito. Hay una tarifa de 6 dólares para un permiso de referencia necesario para entrar en territorio navajo, y un cargo adicional que se debe a que las familias son los dueños de la tierra alrededor de los cañones y están regulados todos los acceso. Las tarifas  determinan visitas de dos horas y posibilidad de horas extras.

Parece ser que recientemente, la Nación Navajo ha cerrado la parte inferior de los ojos de agua a los excursionistas. Afortunadamente, la parte superior todavía está abierta.

Antelope Canyon PARTE SUPERIOR.
El nombre Navajo de Antelope Canyon superior Tse’ bighanilini significa «el lugar donde el agua corre a través de las rocas «. Antílope superior se encuentra a unos 4.000 pies de altura y las paredes del cañón ascienden hasta 120 metros sobre el lecho del río. Normas: 
-Se necesita un guía. Haga arreglos para una visita guiada.
-A partir del 01 de mayo 2011, hay un límite de 2 horas dentro de Antelope Canyon superior.

Antelope Canyon PARTE BAJA.
Antelope Canyon es Hasdestwazi en navajo, o «espiral de los arcos de roca». Normas:
-Se necesita un guía. Haga arreglos para una visita guiada. 
-A partir del 01 de mayo 2011, hay un límite de 2 horas dentro de Antelope Canyon inferior.

Pozos de Agua, PARTE SUPERIOR del ESTE.
Parte superior de los pozos de agua. Accesible sólo en visitas guiadas. Es necesario hacer las reservas con Slot Canyon Hummer Adventures.

Pozos de Agua PARTE INFERIOR del ESTE.
La parte inferior de los pozos de agua del Cañón requiere uso fuera de pista (senderismo) y permiso para acceder a esta zona, situada justo al lado de la carretera 89 en la milla 542. Normas:
-Permiso necesario.

Trail Puente del Arco Iris.
Conocido como el puente natural más alto se alza con unas medidas aproximadas de  275 pies, 42 pies de espesor y 33 pies de ancho. Para los navajos, este es un lugar muy sagrado y religioso.

Normas:
-Permiso de Camping y Senderista obligatorio.

Cuándo ir:
Antelope Canyon está abierto de abril a octubre. Cerrado el resto del tiempo. Los cañones están sujetos a cierres temporales, sobre todo en los calurosos julio y agosto que es temporada de peligrosas inundaciones. En mayo-julio (el más cercano al solsticio de verano), el sol brilla más directamente en los cañones de ranura, para tener en cuenta los ejes de la luz que penetran en las cavidades de la roca arenisca.

Se recomienda la visita entre semana para evitar las aglomeraciones del fin de semana.
Se aconseja aprovechar días de sol y en especial el momento del mediodía. Las horas normales de apertura son de 9:00-17:00.  Si la intención es de hacer fotografías considere que puede ser necesario 1 día por cada parte del cañón. El paso es estrecho por lo que la toma de fotografía debe ser determinada con exactitud a fin de evitar atascos por la colocación de trípodes. En el cañón superior la utilización de guías hará que si se excede en tiempo para fotografiar el conjunto deberá abonar horas extras llegado el caso.
Tire rápido y sin estorbar, vienen a recomendar. En el cañón inferior al no llevar guía podrá disponer del tiempo que quiera.

Longitud: 600 metros (cañón superior, a la que los visitantes son conducidos en vehículos 4WD), y 0,5 millas (parte baja del cañón)
Dificultad: Fácil. Las escaleras y las barandillas están instalados en el cañón inferior
Gestión:  Nación Navajo
Rocas: piedra arenisca de Navajo
Temporada: Todo el año

Sobre la zona

Unos vídeos especiales:

Cuerdas en el cañón

Halaaaa. Juer, cuatro itinerarios cercanos entre sí en EE.UU., a un tiro de piedra a la redonda. 😈