Hoya Moros

Draco

Siento, al recorrer el camino, los vigilantes ojos de Draco. Su aliento es la brisa que quema mi piel. (Arl)

Mensajes


Alias:
Email:
Para:  
No se publicará el e-mail
(pero es requerido)

Tags - Etiquetas

Código QR.

Código de página Web

Visitas

Desfiladero de los Cahorros.

Desfiladero de los Cahorros o valle de los escaladores – Monachil – Granada – Andalucía.

Una de las mejores rutas de la región, en la puerta de entrada más deslumbrante a Sierra Nevada. El desfiladero del río Monachil sirve de guía para una caminata inaudita que a ratos quita el hipo. Desde Monachil, para iniciar el sendero es necesario dirigirse a la fuente del Piojo, antiguo abrevadero de animales y donde los lugareños llenaban los cántaros en los burros.

Recorrido: 5 km
Duración: 3 horas y media
Dificultad: baja-media
Consejos prácticos: evitar acudir en épocas muy lluviosas.

Valor del entorno: El itinerario discurre por el Parque Natural de Sierra Nevada, justo en los límites del Parque Nacional.
Puntos de interés: Lo más típico del recorrido es el puente colgante de Los Cahorros, de 63 metros de longitud, y una cueva conocida como el Túnel de las Palomas.

Para llegar hasta ahí, se sale desde el pueblo en dirección El Purche y, a unos 500 metros, a la altura del bar El Puntarrón, se puede dejar el coche. Y desde ahí comienza un sendero hacia la derecha que se mete por una zona de cortijos con árboles frutales que nos conduce hacia la ruta. Se llega hasta dos eras llamadas Los Regenerales y se puede coger el camino de Los Cahorros Altos o los Bajos. La ventaja de ir por los Altos son las vistas del cauce del río desde arriba.

En el camino se combinan las montañas con el río y sus cascadas. A esto se suma otra característica de la ruta que son los puentes colgantes que hay que ir atravesando cada tanto, para disgusto de los caminantes con vértigo. Uno de los puentes sobre el río mide nada menos que 63 metros, que se construyó hace cerca de un siglo con cuerdas y hace cuarenta años se remodeló para una mayor seguridad.

Dado que no existe casi desnivel en la mayor parte del recorrido, las dificultades no son grandes. Sin embargo, hay momentos en los cuales el trayecto se vuelve un poco más complicado, como al pasar por la Cueva de las Palomas (uno de los puntos más bonitos del camino). Aquí hay unas anillas en las paredes para poder sujetarse, para hacer frente a lo estrecho del sendero. Y si el río está medianamente alto, hay alguna parte en la que hay que pasar sentados.

El camino se puede seguir hasta la Estación Eléctrica de la Vega, desde donde se regresa siguiendo nuestros pasos. Lo bueno de volver por la misma ruta es que consigues tener otra visión del paisaje y captar detalles que quizás a la ida habían pasado desapercibidos.

Cada época en Los Cahorros tiene su encanto y el único inconveniente puede ser la subida del río en temporada de lluvias. El otoño le da un toque especial por los colores, pero también está muy bien para ir en verano y refrescarse un poco, haciendo algún tramo de camino por el río.

Vamos pensando en Granada, siempre quedará cerca algún lugar como el desfiladero del río Chíllar. 😎

Vídeos:

Más información:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Login

Fecha actual:

Entradas