Hoya Moros

Draco

Siento, al recorrer el camino, los vigilantes ojos de Draco. Su aliento es la brisa que quema mi piel. (Arl)

Mensajes


Alias:
Email:
Para:  
No se publicará el e-mail
(pero es requerido)

Tags - Etiquetas

Código QR.

Código de página Web

Visitas

Desfiladero de los Arrudos.

Desfiladero de los Arrudos – Caleao – Parque Natural de Redes, Asturias

Punto de Partida: Caleao.
Distancia: 12 kms (ida y vuelta) hasta La Fontona.
Tiempo, ida y vuelta: 4 horas.
Desnivel: 360 mts.

El camino que recorre el desfiladero excavado por el arroyo de los Arrudos en su discurrir por el paraje conocido como La Fuentona y el pueblo de Caleao parte de la carretera de acceso a este pueblo.

Pasando al lado de la ermita de San Antonio, la senda queda delimitada por unos muros que rodean los prados. Tras cruzar varias veces el arroyo y una vez dejadas atrás las cabañas de Agualmayu se llega a un puente de madera. A partir de aquí el arroyo forma pequeñas cascadas. Pero hasta el puente de La Calabaza no empieza realmente el desfiladero donde la senda se empina y se estrecha la garganta.

A lo largo de todo el recorrido se puede disfrutar del paisaje que nos rodea donde el agua es el protagonista.

Pasaremos varios puentes antes de empezar el tramo más exigente, un tramo ascendente formado por grandes piedras que forman una escalera. En época de invierno, conviene prestar atención en algunos tramos por la formación de placas de hielo.

Superado este tramo ascendente, llegamos al Collaín ; y poco después a La Fontona (situado a unos 1065 m. sobre el nivel del mar) . Desde este punto se retorna por el mismo itinerario

La Fontona, fácilmente identificable por encontrar una canalización de aguas y una cabaña que puede servir de refugio si fuera necesario. La toma de aguas es la que sirve a la ciudad de Gijón y fue terminada en 1944.

Desde aquí, pasando por el angosto camino que transcurre entre las peñas a nuestra derecha se puede cruzar, por la collada de La Tabierna hasta el pueblo de Felechosa, en el vecino concejo de Aller. A la vuelta es necesario tomar precauciones, sobre todo con el piso mojado, pues no sería difícil tener un desagradable y siempre peligroso resbalón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Login

Fecha actual:

Entradas