Hoya Moros

Draco

Siento, al recorrer el camino, los vigilantes ojos de Draco. Su aliento es la brisa que quema mi piel. (Arl)

Mensajes


Alias:
Email:
Para:  
No se publicará el e-mail
(pero es requerido)

Tags - Etiquetas

Código QR.

Código de página Web

Visitas

Vía Krupp – Capri

Vía Krupp – Capri – Italia

Capri es una isla encantadora y pintoresca de roca caliza. Favorita de los emperadores romanos, los artistas ricos y famosos, y escritores, sigue siendo una de las que hay que ver del Mediterráneo. Capri se puede visitar fácilmente como un día de viaje desde Nápoles o la costa de Amalfi, pero para saborear realmente la atmósfera, conviene pasar la noche.

Los principales lugares de interés de Capri incluyen la famosa Gruta Azul y las ciudades de Capri y Anacapri.

Vía Krupp es un sendero histórico zigzagueante y empedrado en la isla de Capri , la conexión de la Cartuja de San Giacomo y los jardines de la zona de Augusto con Marina Piccola

Fue proyectada por el industrial alemán del acero A. F. Krupp, que con dicha finalidad compró el Fondo Certosa, donde empiezan en parte los jardines de Augusto. La vía, que empieza aquí, se construyó en 1902 con un proyecto del ingenero E. Mayer, y con sus característicos zigzag lleva a Marina Piccola.Según el arquitecto R. Pane, la misma demuestra “que también una vía puede ser un obra de arte, no en sentido figurado, sino precisamente en el sentido estético de la palabra”.

Ha estado cerrada durante algún tiempo por peligro de desprendimiento. En 28 de junio de 2008 se volvió a abrir el camino al público tras una larga restauración.

Cerca del centro, a pocos pasos de la Cartuja de San Giacomo, los Jardines de Augusto se componen de una serie de terrazas panorámicas de flores, con cubierta y con vistas a los farallones de un lado y la bahía de Marina Piccola y Via Krupp en el otro.

Desde Pascua hasta principios de noviembre, la entrada a los Jardines de Augusto cuesta 1 euro. Puede obtener de manera similar espectaculares vistas de forma gratuita por subir por las escaleras y frente a la entrada de los jardines para llegar a una pequeña terraza custodiada por estatuas de leones y un monumento a Lenin, otro famoso habitual de la isla. Desde aquí se puede disfrutar de unas fabulosas vistas de Marina Piccola. Para ver los farallones, caminar  por la Via Krupp.

 

Los comentarios están cerrados.

Login

Fecha actual:

Entradas