Hoya Moros

Draco

Siento, al recorrer el camino, los vigilantes ojos de Draco. Su aliento es la brisa que quema mi piel. (Arl)

Mensajes


Alias:
Email:
Para:  
No se publicará el e-mail
(pero es requerido)

Tags - Etiquetas

Código QR.

Código de página Web

Visitas

Historia

Página 1 de 212

Panaghia Chozoviotissa

El Monasterio de Panaghia Chozoviotissa – Amorgós – Grecia

La isla de Amorgós es una isla griega del mar Egeo, la más oriental del grupo de las Cícladas (Kiklades) y la más cercana al archipiélago vecino del Dodecaneso, situada al sudeste de Naxos, a 138 millas marinas del puerto del Pireo. Tiene una superficie de 121 km² y 112 km de costa. El punto más alto está en el extremo este de la isla, en la cima del Kríkelo (821 m). La capital de la isla es Amorgós, o Khora, situada en el interior, a 320 m por encima de Katàpola.

El monasterio debe su sobrenombre al hecho que sólo tiene una pared levantada, mientras que las otras están constituidas por la roca justo en el punto que el Monte Profitis Ilias (de casi 700 metros de altura) forma una cueva natural. El color blanco de su pared, que contrasta con el gris rojizo del acantilado, hace la visión del monasterio aún ser más impresionante.

El interior del monasterio, que está distribuido en 8 niveles, tiene una altura de 45 metros y su anchura máxima es de 4.6 m. Sus ventanas miran al Egeo, todas de diferente tamaño y distribuidas de forma irregular. Dos impresionantes contrafuertes parecen haber tomado la responsabilidad de evitar que el edificio se escurra hacia abajo. La capilla fue instalada en una de las cavidades de la roca, tal vez donde señalaba el cincel.

Incrustado en la roca como si ya formara parte de la misma, el Monasterio bizantino de Chozoviotissa, del siglo XI, lo separan 300 metros de altura sobre el nivel del mar Egeo. En estos momentos el equipo responsable de la Unesco, trabaja para que se incluya en el mismo y sea Patrimonio de la Humanidad. El monasterio se encuentra en la Isla de Amorgós en Grecia.
Durante casi diez siglos estuvo habitado por un centenar de monjes aunque a partir de 1989 sólo lo habitan dos.

Puede visitarse con normalidad respetando la vestimenta que se puede resumir en que los hombres deben de llevar pantalones y las mujeres no. Hay que salvar un número de peldaños, unos 600, pero muy abiertos lo que hacen el acceso cómodo. La entrada es a través de una puerta de mármol que nos conduce a una escalera angosta e irregular que lleva a los niveles superiores. En el más alto se encuentra la capilla con sus iconos, uno de ellos es el milagroso, y valiosos manuscritos.

Skellig Michael.

Skellig Michael – Monasterio entre las brumas irlandesas.

Islas Skellig Michael – Costa de Ballinskelligs – Condado de Kerry – Irlanda.

Localización: Cerca de la ciudad de Cahersiveen, en la región de la isla de Skellings, Condado de Kerry. Irlanda.

Coordenadas: Latitud 51 ° 46 “9 ‘ N Longitud -10 ° 32 “31 ‘ W (51.881578,-9.919281).

El punto para enlazar en barco con la isla son los pequeños pueblecitos costeros de  Portmagee,  Valentia o Ballinskelligs

Skellig Michael (del gaélico irlandés Sceilig Mhíchíl, “Roca de (San) Miguel”), también conocida como Great Skellig, es una isla rocosa y empinada situada cerca de la costa en el condado de Kerry, Irlanda. Es la mayor de las dos islas Skellig (la menor es Little Skellig) y se alza a 220 metros sobre el nivel del mar.

El acceso a la isla no es fácil.  Se trata de un viaje por mar de 50 minutos y el ascenso de 640 escalones hasta la cima de la isla.   El monasterio fue fundado alrededor del siglo 7 u 8.   Este complejo colgado en las caras escarpadas de la más grande de las dos islas de Skellig, a unos 12 kilómetros de la costa del sudoeste Irlanda. Destaca el estilo de vida sumamente espartano de los primeros cristianos irlandeses. Debido al  alejamiento extremo de Skellig Michael desde el continente,  hasta hace poco tiempo las visitas eran escasas. Gracias a esto el sitio está excepcionalmente bien preservado.

Historia
El monasterio en Skellig Michael sobrevivió un buen número de incursiones de Vikingas en el siglo 9. Se cree que sufrió una ampliación con la incorporación de una capilla nueva construida alrededor del comienzo del segundo milenio. La comunidad en Skellig Michael era muy pequeña y estimada en 12 monjes y un abad.  El monasterio logró sobrevivir durante unos cuatro siglos, viviendo del agua de lluvia, aves marinas, peces y la poca avena y hortalizas que podía crecer en ese pequeño terreno, aunque también necesitaban suministros del continente. En algún momento del siglo 12 los monjes abandonaron el Skellig y se trasladaron al monasterio de Agustiniano en Ballinskelligs en el continente.

El peñasco tiene dos picos, uno redondeado y cubierto de hierba y el otro es abrupto y casi vertical, el lugar que queda libre para un posible asentamiento humano es casi imposible, sin embargo allá, en el siglo VI, se asentó un grupo de monjes ascéticos en la creencia de que allí estarían mas cerca de Dios.

Ante los continuos ataques vikingos, los monjes construyeron un pequeño retiro en la cima, en el lugar más alto de la isla, el Pico del Sur. La ruta de escalada a esta precaria cima es enorme y defendía mucho mejor el monasterio que en la parte inferior, de hecho, hay un terreno a lo largo de la ruta conocido como el Ojo de la Aguja, donde un solo hombre podía defender el terreno contra todo un ejército.

Comenzando en el 1500, Skellig Michael se convirtió en un destino popular para los peregrinajes anuales, pero no tenía ningún residente permanente. En siglo 19 se construyeron dos faros  y el gran Skellig fue habitado otra vez, por una rotación de  encargados del faro. El segundo faro todavía funciona, aunque fue reconstruido en gran parte durante los años 60 y se ha automatizado desde los años 80.

En 1986 se realizan trabajos de la restauración y se monta una oficina turística oficial asociada a la isla. No obstante se han impuesto  restricciones ante el acceso turístico, a cuenta de que la gran afluencia turística causaba degradación en el entorno y en los accesos.  Se están considerando los métodos alternativos que preservarían el sitio mientras se permite el acceso al público. En 1996 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Subir a la cima, se convierte en todo un reto, sus 618 escalones forman un camino mucho mas precario de lo que cabría imaginar, a veces dejando sólo acantilados escarpados al borde del camino que, al no ser excesivamente anchos, la sensación es muy fuerte, incluso quien padezca de vértigo puede pasarlo mal, contando además con la inexistencia de barandillas.

Skellig Michael es un parque natural con categoría oficial de Reserva Natural. Su paisaje es único y los visitantes deben extremar la precaución en todo momento.

La visita al monasterio supone una ascensión de 618 escalones, hasta alcanzar una altura de 180 metros. Es una subida agotadora, por lo que las personas con problemas de salud deben tener en cuenta sus limitaciones físicas antes de explorar esta parte del lugar.

  • Los visitantes no deben salirse de los senderos marcados.
  • Los niños deben ser supervisados en todo momento.
  • Preste atención a las rocas que puedan caer.
  • Los escalones tienen una inclinación considerable.
  • Los escalones son desiguales.
  • Los escalones se ponen resbaladizos cuando están mojados.

Mas Info:

Página 1 de 212

Login

Fecha actual:

Entradas