* Cañón del río Velillos

Cañón del río Velillos – Olivares – Granada – Andalucía.

En el poniente Granadino, entre otros bonitos e interesantes parajes está el cañón del rio Velillos, se encuentra en el pueblo de Olivares, pedanía de Moclin, zona salpicada de encinas y de matorral con especies como el romero y el tomillo, rodeado de cultivos de labranza y lleva hasta una pequeña central eléctrica «Casa dela Luz» en desuso, reconvertida actualmente en hotel, donde hay que cruzar el rio por un rústico puente de madera.

Acceso:

Pasado Granada se sale de la A-92 en dirección a Pinos Puente, pasando junto a esta localidad que está en la falda de Sierra Elvira. Se sigue en un cruce hacia la pedanía de Los Olivares, pedanía de Moclín, y al entrar en el pueblo se tuerce a la izquierda por una estrecha carreterilla siguiendo las indicaciones de “Ruta de Senderismo” y Hotel Don Curro. Junto a este cerrado hotel rural, que ante fue molino, se aparca el coche antes de iniciar la bajada hasta el río Velillos. Antes puede disfrutarse de las hermosas vistas que hay desde aquí hacia el pueblo.

Distancia: de 8-9 km
Tiempo: 5 a 6 horas
Dificultad: Media.
Altitud mínima 1.369 metros, máxima 1.757 metros
Desnivel acumulado subiendo: 427 metros, bajando: 415 metros

Se sigue por la orilla corriente arriba y pronto se encuentran carteles con información de las plantas de ribera, etc.

Al llegar a las ruinas de una pequeña central eléctrica se pasa al otro lado por un puentecillo y empezamos a remontar por una cuesta.

Las paredes del cañón van ganando en verticalidad y por encima de ellas, a nuestra izquierda, vemos asomar la fortaleza de Moclín como un verdadero nido de águilas.

El sendero se va estrechando entre los olivos y las cañas hasta llegar a la Fuente de la Buena Ventura, de la que sale un buen chorro de agua.

Poco a poco nos vamos acercando a lo más estrecho del cañón, vemos el río, que vamos dejando abajo, haciendo cascadas entre las rocas.

Nos encontramos una piedra de molino, señal de que en otras épocas esta actividad fue importante por aquí. Y llegamos a la hoz que hace el río Velillos en una zona encajonada entre paredes, y en la que han instalado un puente colgante y una pasarela por la pared rocosa para poder pasar.

Pasamos por el puente y seguimos por la pasarela que va a media pared, hasta que llegamos a una presa.

En el folleto que ha editado el Ayuntamiento de Moclín llaman a este sendero la Ruta del Gollizno, aunque es más conocido como La Hoz.

Desde aquí podemos volver hacia el punto de partida. La otra opción es la de seguir adelante para poco a poco ir iniciando el acceso hasta Moclín como destino final, para su visita e inciar el camino de vuelta directa a Olivares en el punto de partida.

Más información:

Otoño Mágico

Otra año más la Marcha senderista ¨Bosques del Ambroz¨ día 24 de Noviembre de 2013. Altamente recomendada. Suerte y a disfrutarla. (Hervás – Caceres – España).

Con inscripción previa. Puede hacerse por libre sin cobertura de incidencias por la organización de la marcha.

Breve descripción de la ruta:

Tras la primera subida, hay un prolongado descenso que atraviesa bosques de castaños, paisaje de prados bordeados por caminos de herradura, la zona más frondosa de nuestro recorrido,hasta la llegada a Hervás por el puente de la Fuente Chiquita, donde tiene lugar el 1er CONTROL DE PASO.

Seguimos hacia Gargantilla, atravesando el Puente del Monte, y tras un pequeño tramo de carretera nos adentramos en el Castañar Gallego y en el Castañar del Duque, para arribar a la parte alta de Gargantilla. Allí se realizará el 2º CONTROL DE PASO a la salida del pueblo, junto al puente que atraviesa la Garganta Buitrera.

El último tramo comienza entre huertos de cerezos y ciruelo, y continúa por una paisaje típico de dehesa, la llegada a Segura de Toro es espectacular, con la silueta de la torre y los restos del castillo templario recortándose hacia la puesta de sol. Allí se efectúa el CONTROL DE LLEGADA, y en el último esfuerzo atravesamos el puente junto a su piscina natural, camino de la plaza, vigilada por su Toro Celta, donde tiene lugar el fin de fiesta con una degustación de churros y chocolate y animación.

Finalmente comienza el regreso organizado junto a la carretera por la que hemos llegado.

Web de la marcha

Ver resto de aspectos organizativos en la propia página web.

 
 

Tunnel Falls

Tunnel Falls – Oregon – Estados Unidos.

Se encuentran al este del Arroyo Águila (Eagle Creek) y al llegar, la Cascada nos deleita con el estrépito que hace el hilo de agua  cayendo de un punto máximo a 40 metros de altura hacia una cuenca angosta. Lo más distintivo y maravilloso de este lugar es que siguiendo el sendero se pasa por detrás de la Cascada, por un túnel angosto que se hizo por la cara del acantilado a 18 metros de altura. De esta particularidad toman su nombre.

Ese túnel fue construido por los obreros que, a principios de 1900, cavaron con la ayuda de un pico el pasadizo en la roca, que hay que mencionar, es el más resbaladizo y más precario de todo el sendero de la Garganta del Río Columbia. Caminando con máxima precaución por allí, no dejes de mirar para abajo y verás donde los dos ramales del Arroyo Águila convergen, encontrándose con las Cataratas Grand Union.

Estando en Eagle Creek no dejar de visitar, a unos pocos kilómetros de caminata, las Cataratas Twister (en otra entrada). El camino que lleva a ella es sencillamente sobrecogedor. Aunque el trayecto es corto y para nada difícil, su entorno hace que se refieran a él como “la milla del vértigo”.

Eagle Creek es afluente del Rio Columbia que se va abriendo camino por el cañón. A su paso formula más de una decena de cascadas, todas ellas de espectacular belleza.

 

Enlaces:

 

 

 

Senda Herreros – Senda Schmidt.

Senda Herreros – Senda Schmidt – Madrid

Hoy sale a la palestra una senda o ruta (entre las muchas que supongo existen en los alrededores de Navacerrada, zona que, mea culpa, desconozco por completo), que despierta mi interés gracias a un documental televisivo sobre el célebre personaje de la Codorniz, Enrique Herreros, personaje donde los haya. Ya conocía yo su faceta de montañero, de cómo le gustaba disfrutar de paisajes de montaña y de cómo acabo sus días falleciendo en accidente de todoterreno en los puertos de Áliva, en nuestros queridos Picos de Europa. Lo que no sabía es que existía una senda con su nombre a menos de dos horas de mi casa.

Como siempre trataré de recopilar la información básica necesaria para poder más tarde preparar dicha senda y poder realizarla cuando disponga de tiempo libre, algo escaso que procuramos concedernos en éstos días de oscuridad económica que nos rodea.

Aprovechando la coyuntura y puesto que la Senda Herrero forma parte de la senda que comienza en Guadarrama y finaliza en Cercedilla (o viceversa) y evitando dejar un coche a la otra punta del camino, opto por la elección de la realización combinada con el Camino Schmidt.

Situación de la senda: Sierra de Guadarrama, entre el Puerto de Navacerrada y el valle de La Fuenfría.
Cómo llegar. Puerto de Navacerrada.
Distancia circular a recorrer: 15 kilómetros
Altitud mínima: 1.184 metros, máxima: 1.973 metros
Desnivel acumulado: 600 metros.
Dificultad técnica: Moderado
Duración: 6 horas

Desde el aparcamiento del puerto, buscamos el inicio del camino Schmidt junto al albergue del ejército del aire, por la cara norte de Siete picos, que será el eje central del camino a lo largo de todo su recorrido.

En dicho collado se sigue el camino Schmidt, hasta llegar a la carretera de la republica, por la que se camina un rato hasta encontrar la senda Victoria que nos conduce a ella un poco más abajo. De nuevo en la carretea de la republica, buscaremos el mirador de los poetas, Luis de Rosales, Vicente Aleixandre, las vistas son impresionantes. Se sigue hacia la pradera de Majalasna, pasando por el reloj de Cela poco antes de llegar a ella. Conviene descansar, a partir de aquí empieza la senda Herreros y la parte más complicada de todo el recorrido.

La senda empieza con muy buena pinta, el camino está bien marcado aunque pronto empieza estrecharse y de sendero pasa a senda, el estar menos pisado hace que la maleza lo cierre en algunos tramos, pero todavía es reconocible, se cruza algún que otro arroyo y se llega a una fuente. En este punto la cosa se complica, se estrecha el camino, deben buscarse buenas referencias. El camino se vuelve un selectivo. Este tramo es el más complicado y conviene llevarse GPS con la ruta cargada por si hay que tirar de él.

Las vistas son espectaculares en el sentido en que miremos, iremos buscando la pradera de siete picos y el cerro del telégrafo. Lo siguiente es el puerto de Navacerrada terminando el recorrido en el punto de inicio.

En cualquier caso el itinerario será el siguiente aunque hay quien, por seguridad en la orientación, recomienda hacerlo en sentido contrario debido a la dificultad en la la senda Herreros. Conviene documentarse lo mejor posible en cuanto a ésta última.

Puerto de Navacerrada – Albergue Ejercito del Aire – Pista Schmidt – Carretera de la república – Sendero Herreros – Puerto de Navacerrada.

Mas información:

Chorros de Barchel

Chorros de Barchel – Hoces del Turia – Benagéber – Valencia

Ruta circular

Inicio y final: pantano de de Benagéber
Recorrido: 10 Km
Tiempo: 4 horas
Altura máxima: 694
Altura mínima: 428
Dificultad: media-baja

Llegar hasta el Pantano de Benagéber donde encontraremos aparcamiento. Caminamos con dirección Tuéjar, cruzamos andando el túnel. A los pocos metros en esta dirección , a nuestra derecha veremos un cartel indicando el GR 7, subiremos por una pequeña senda, empezando aquí la ruta.

Dejamos los coches en el embalse de Benagéber donde encontraremos el panel inicial de la ruta con la información de la ruta y de las zonas protegidas que atraviesa:

Lugar de Interés Comunitario “Alto Turia” (LIC).

La zona, vertebrada por el río Turia, discurre entre estrechos cañones. La vegetación está constituida por las mejores representaciones de bosques de ribera, incluidas como LIC del “Alto Turia”: sauces, chopos y álamos, pinares, matorrales de coscoja y romero, prados cársticos y pastizales xerofíticos, en magnífico estado de conservación.

Zona Húmeda de Barchel.

Los conocidos Chorros de Barchel están incluidos en el Catálogo de Zonas Húmedas de la Comunidad Valenciana. Rodeado de vegetación, el Barranco de las Cabrillas vierte sus aguas formando uno de los enclaves de gran calidad paisajística más interesantes del recorrido.

Zona de Especial Protección para las Aves “Alto Turia Y Sierra Del Negrete” .

Las ZEPA forman parte de la Red Ecológica Europea Natura 2000, donde se integran los lugares más importantes para las aves en Europa y su futura conservación. El objetivo: Asegurar la protección eficaz de todas las aves que viven en estado silvestre, mediante la protección, conservación, restauración y creación de los hábitats necesarios para que sus poblaciones puedan persistir a lo largo del tiempo.

Después de pasar la barrera que impide en paso a los vehículos, seguimos por la pista de servicio del canal. Es toda llana, sin casi desnivel y durante el recorrido podremos ver las hoces del Turia.

Seguimos y en poco menos de una hora llegamos a los Chorros de Barchel.

Aquí acaba la primera para del sendero que se convierte en la opción fácil con un recorrido (sólo ida) de unos 4.5 km.

Si se decide por la circula completa se encontrará con la siguiente parte del recorrido que recorre  las Hoces del Turia y del humedal de Barchel sigue el sendero GR-7 que poco más adelante baja hasta el río Turia y que cruza por un puente colgante.

Al otro lado encontraremos un buzón instalado por la Consellería de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda para que los senderistas podamos inscribirnos en el Libro de Registro y anotar sugerencias.

Ahora la senda comienza una fuerte subida aunque el camino está bien trazado y zigzaguea haciendo un poco más cómoda la ascensión. Os recomiendo parar de vez en cuando para dar la vuelta y contemplar la parte alta de la casaca y las masía de Barchel, al otro lado del río.
Estamos en la senda que va a la aldea de Bercuta. Al poco de alcanzar el camino, ya en la parte alta, encontraremos el señalizador del GR-7, su variante y la fecha de nuestro camino que coincide con esta última.

De nuevo la senda nos conduce por la parte alta de la otra vertiente de las hoces. Justo cuando tenemos a la vista la presa y la espectacular vista del embalse de Benagéber encontraremos el panel explicativo del bosque mediterráneo.

Más Info: