Hoya Moros

Draco

Siento, al recorrer el camino, los vigilantes ojos de Draco. Su aliento es la brisa que quema mi piel. (Arl)

Mensajes


Alias:
Email:
Para:  
No se publicará el e-mail
(pero es requerido)

Tags - Etiquetas

Código QR.

Código de página Web

Visitas

Ropa y calzado

Ropa:

La ropa deberá permitir libertad de movimientos, ser holgada, cómoda y transpirable. La única ropa de deberá ajustarse al cuerpo deberán ser los tejidos específicos de la ropa interior térmica utilizable normalmente en ambientes fríos. En caso de calor la ropa pegada al cuerpo y húmeda por el sudor no ayuda a mantener la temperatura corporal.

Los calcetines deben ser de algodón, sin costuras y no excesivamente ajustados con fin de evitar cualquier tipo de rozadura equivalente en la mayoría de los casos, a una ampolla.

Existen prendas especiales de Thinsulate y Goretex. Actualmente casi todas las prendas se están realizando en éste último material desde guantes y gorros a cazadoras, cortavientos, pantalones y calzado. Su función es preservar del viento, agua y frío. Son normalmente prendas orientas a actividades en tiempo frío. También se están introduciendo nuevos tipos de fibras aún mas técnicas y resultado de desarrollo de distintas empresas.

En condiciones de frío debe utilizarse la ropa adecuada en lo que se ha dado en llamar la técnica de  capas o de las 3 capas. Prendas ligeras de interior denominadas térmicas, de fibras especiales sin costuras que facilitan la conservación de la temperatura corporal con alto grado de transpiración evitando la sensación de humedad y rozaduras, formarían la primera capa. La segunda estaría formada por una capa aislante térmica tipo a los cortavientos o forros polares de distintos tipos, que también deberán ser transpirables. Tercera capa de protección que complementa a las dos anteriores con las siguientes condiciones: si la capa media es un cortaviento la exterior debe prescindir de ella. Si es impermeable la exterior deberá también ser impermeable. Si se trata de forro polar permeable el exterior puede ser tan sólo una pieza de tipo impermeable. En cualquier caso la función de la capa exterior es la de alejarnos de la humedad exterior, del viento y de nuestro sudor que las capas interiores, por transpirabilidad, han ido evacuando. 

  • Camiseta interior térmica: Básicamente denominada  térmica por el hecho de no absorber apenas el agua del sudor de modo que apenas nos empapamos con su uso, totalmente recomendables, las mas “secas” de tipo sintético.
  • Forro polar: Es una capa intermedia, el forro polar normal no ofrece protección al viento. Puede utilizarse algún cortavientos con forro interior polar.
  • Chaqueta: Como mínimo la chaqueta tiene que ser cortavientos y si ademas es impermeable tendremos una prenda que nos permitirá resistir cualquier inclemencia climática, por supuesto que tenga capucha, incluso si es una chaqueta ligera cortavientos la capucha es un elemento importante y que le da versatilidad a la chaqueta.

Calzado:

Los objetivos fundamentales de una bota de montaña son los de proporcionar un buen agarre al terreno, protección a pequeños golpes, aislamiento del pie al frío y una buena caña para evitar torceduras de tobillo

El calzado deberá ser tal que proteja de torceduras y esquinces. Esto se evita con un sistema idóneo de sujeción desde toda la articulación del tobillo, talón, puente y zona lateral. En caso de utilización de bota, y excepto para marchas de alta montaña de tipo técnico, para ejercicio medio se recomienda bota de trekking que libere el movimiento longitudinal (talón-punta) y específicamente del tendón de Aquiles en su zona media a la altura del tobillo. Una bota de caña excesivamente alta puede producir ampollas por rozaduras en dicha zona. En zona complejas de derrubio (mucha piedra suelta) debe evitarse la utilización de zapatilla de trekking excepto que la actividad sea la de carrera de montaña.

Se recomienda cierta flexibilidad en el calzado para actividades medias. Actividades de alta montaña o escalada requerirán otro tipo de calzado más técnico y rígido.

A la hora de adquirir el calzado a utilizar, esté orientado a la actividad que sea, éste debe probarse con el mismo tipo de calcetín a utilizar en la actividad. Hacerlo con otros no habituales puede deparar alguna sorpresa (y no grata, por cierto) en plena ejecución de la actividad, del tipo a roces por calzado ajustado o material demasiado holgado que no transmita seguridad en el  movimiento. Los dedos de los pies deben moverse libremente y hasta rozar con la puntera debe dejarse un espacio aproximado a centímetro y medio. Los cordones han de tensarse de manera que el pie quede suficientemente sujeto sin que el calzado apriete.

El calzado nuevo debe ser probado previamente de manera que haya una adaptación idónea del pié a su morfología y viceversa. Del proceso de fabricación del calzado  y su diseño resultan distintas hormas, con distintos tipos de plantillas y materiales. Por ejemplo:

  •  Blandas: que están orientas al senderismo, si la mayor parte de nuestros paseos los hacemos por sendero y solo una pequeña parte por montaña son las botas ideales, pues son mas cómodas que el resto y normalmente se agarran mejor a los terrenos, por contra por los terrenos de mucha roca, la planta del pie tiende a sufrir mas por ser tan blanda.
  • Semi-rigidas: mas polivalentes que las blandas y perfectas tanto para senderismo como para media y alta montaña, como contrapartida son ligeramente menos cómodas al no permitir apenas la flexión de la planta del pie. Es conveniente que tengan posibilidades de adaptar crampones.
  • Las rígidas: son recomendables para alta montaña invernal, escalada en hielo y similares, es decir condiciones donde donde necesitemos añadir unos crampones a las botas.

Login

Fecha actual:

Entradas