* Desfiladero del Collegats.

Desfiladero del Collegats – Huesca/Lleida –  Aragón/Cataluña.

Como referencia deberemos tener en cuenta que es un punto de actividad relativamente próximo a la correspondiente a Mont Rebei y recomiendo realizar ambas en fechas contiguas.

Acceso en vehículo en su punto de salida: a la carretera C-13, entre la Pobla de Segur y Gerri de la Sal, hace falta pararse al área de descanso de la Fuente de la Figuereta, situada antes de entrar al desfiladero de Collegats.

El desfiladero se abre al paso del río Noguera Pallaresa, cortando al mismo tiempo las sierras interiores de Peracal al oeste y las de Cuberes y Bourmot al este. Es el paso natural entre el Pallars Jussà y el Sobirà es el desfiladero de Collegats, una estrecha rendija abierta entre altas paredes de roca por donde el río Noguera Pallaresa encuentra camino hacia el Sur. El desfiladero tiene una longitud de unos 5 km y desde el río hasta la parte superior de las paredes de roca hay más de 500 m de desnivel.

El símbolo por excelencia del entorno es la Argenteria, un surtidor de agua en la pared de roca que ha formado travertinos de formas particulares que inspiraron tanto al poeta Maragall como al arquitecto Gaudí. Este espacio fue declarado Reserva Natural Parcial en 1987 por su importancia como hábitat de la nutria y de especies de aves como el treparriscos y el quebrantahuesos. Sin embargo, el ave que más probablemente se puede observar es el buitre, que anida en las abundantes grietas y cuevas de los grandes acantilados.

Ubicado en el interior de una gruta, en una zona de difícil acceso, está el monasterio de Sant Pere de les Maleses.

Al paisaje espectacular y de una belleza excepcional de los acantilados de Collegats, se añade la singularidad y larga historia del monasterio e importantes valores naturales al transcurrir por el hábitat del quebrantahuesos, el treparriscos, el buitre y la nutria.

Incidencias del sendero a tener en cuenta:

  • 0,00 km. Inicio del itinerario. Carretera C-13, área de descanso de la Font de la Figuereta (541 m). Desde la fuente, hay que cruzar la carretera C-13 y coger la pista asfaltada de Gramuntill, al principio de la cual se encuentra la señal de inicio del itinerario. En seguida, la pista deja de estar asfaltada.
  • 0,95 km. Inicio del camino de Sant Pere. A la derecha de la pista, una señal de dirección indica el camino que hay que coger para ir a Sant Pere de les Maleses. Se trata de un sendero por donde antiguamente se hacía bajar madera que sube hacia el acantilado pasando por debajo de una línea eléctrica de alta tensión. El sendero es bastante empinado hasta llegar a la primera terraza de roca, donde se encuentra el camino del monasterio proveniente de Gramuntill.
  • 1,52 km. Camino de Gramuntill a Sant Pere. Ya situados en lo alto de la terraza de roca, se gira a la derecha haciendo un ángulo de 90 grados y siguiendo por un amplio rellano entre dos paredes de roca. A partir de aquí, el camino va paralelo a la gran pared del desfiladero de Collegats buscando la entrada del barranco de Sant Pere.
  • 1,76 km. Barranco. Se cruza un barranco por un bosque de pinos y se sigue por el mismo camino, primero en ligera subida y, una vez pasada una loma, en bajada, pero siempre en paralelo a la pared de roca. Cuando el camino comienza a adentrarse en el barranco de Sant Pere, se encuentra un cruce señalizado.
  • 2,88 km. Cruce señalizado. Para ir al monasterio, hay que continuar hacia el interior del barranco siguiendo la misma dirección que se llevaba. El camino sigue llano hasta llegar a un punto donde se puede cruzar el barranco.
  • 3,32 km. Barranco de Sant Pere. Se cruza el barranco y, una vez en el otro lado, el camino gira hacia la derecha, río abajo, para acercarse a una gruta, en la que están las ruinas del monasterio de Sant Pere de les Maleses.
  • 3,54 km. Monasterio de Sant Pere de les Maleses. Para continuar el itinerario, hay que desandar el camino hasta el cruce señalizado que se ha pasado de largo.
  • 4,20 km. Cruce señalizado. De nuevo en el cruce, ahora hay que ir hacia la izquierda (N) para descender directamente hacia el barranco y cruzar el río.
  • 4,36 km. Barranco de Sant Pere. Se cruza el río y se gana altura por el otro margen, a la vez que se empieza a ir en dirección SE hacia la salida del barranco. Pronto se llega a una loma desde donde se ve el río Noguera Pallaresa, a la derecha del trayecto, y donde el camino vuelve a cambiar de dirección, ahora para ir hacia el N. Se pasa por debajo de una línea eléctrica y luego se hace un zigzag para ganar altura y llegar a la cueva de la Serpent, indicada con una señal.
  • 5,60 km. Cueva de la Serpent. Pasada la cueva, el camino sube de nuevo haciendo una serie de rodeos que llevan directamente al pie de la pared de roca. Justo bajo el acantilado, el camino gira a la derecha hacia una torre eléctrica de alta tensión desde la que se ve perfectamente el barranco del Infierno. Poco después, el camino comienza un rápido descenso para llegar a la carretera.
  • 6,46 km. Carretera. Para volver a la fuente de la Figuereta, hay que cruzar la carretera y caminar entre la carretera y el río hacia la derecha hasta el túnel, en cuya entrada se toma la antigua carretera hoy convertida en un paso de peatones. Tras pasar de largo los barrancos del Infierno y de Llabró, La antigua carretera vuelve a salir a la C-13, donde hay que caminar por el andén los últimos 200 m para volver a la fuente de la Figuereta.
  • 8,85 km. Área de descanso de la Fuente de la Figuereta. Final del itinerario.

Se trata de una ruta a pie, de dificultad baja-media y señalizada, y con un recorrido de casi 9 km, un desnivel de 420 m. y una duración aproximada de 5 horas. Se refleja en recorrido tan como aparece en su fuente original.

* Cañón del Río Vero.

Pasarelas de Alquezar – Cañón del río Vero – Sierra de Guara – Huesca – Aragón – España.

Esta pequeña ruta viene a complementar las múltiples posibilidades que brinda la zona de los cañones del Guara en Huesca. Zona prolija no sólo en opciones de actividades como el barranquismo sino también de senderismo. Esta opción no requerirá mucho tiempo para su realización. Yo lo contemplo como un complemento a otras opciones más importantes.

Duración aproximada: 1 hora y media.
Dificultad: baja.
Época: todo el año.
Punto de partida: Plaza Mayor de la villa de Alquézar.
Desnivel acumulado: 150 m.
Recomendaciones: provisión de agua y de calzado adecuado.

El río Vero situado en la Sierra de Guara es uno de los lugares donde viven y se reproducen especies en grave peligro de extinción. El río Vero cuenta con un intenso aprovechamiento histórico para obtener fuerzas hidráulicas y agua para riego. También es un punto de interés ornitológico para contemplar el vuelo de rapaces, buitre leonado, quebrantahuesos, alimoche, etc.

Gracias a la fuerza erosiva del río y junto a la lluvia y el viento puede contemplarse en el ultimo tramo del río Vero, donde transcurre esta ruta de pasarelas, la Cueva Picamartillo.

El acceso más cómodo al Cañón del Río Vero, se realiza desde el municipio de Alquézar. El pueblo está situado en lo alto del cañón, por lo que la bajada hasta el cañón es bastante pronunciada se haga por donde se haga. Lo mejor es preguntar en la propia oficina de turismo de Alquézar donde os darán indicaciones de las rutas que se pueden realizar en las inmediaciones del pueblo.

Esta ruta ofrece un contraste entre la caliza y el conglomerado, una visita al río encajonada entre paredes de roca donde habitan numerosas aves rupícolas y donde también se muestra una importante flora que es propia de los cañones del Parque Natural del río Vero.

La ruta de las Pasarelas permite recorrer con comodidad el último tramo del cañón del río Vero, en torno al conjunto monumental de Alquézar. Son pasarelas metálicas bastante estrechas y hay tramos en los que hay que esperar a que pase el que venga en sentido contrario. La citada ruta de las pasarelas pasa por una pequeña presa, un antiguo molino y finalmente, emprende el ascenso entre olivos hasta el precioso pueblo de Alquézar.

Es uno de los atractivos principales de la zona pre pirenaica de la Sierra de Guara. La Sierra de Guara es muy conocida por ser una zona ideal para hacer descenso de cañones y todo tipo de deportes de aventura.

Alquézar es una de las capitales del barranquismo en la Sierra de Guara. Para los que quieran complementar su visita con algo variado, mezcla de salida cultural y barranquismo, no hay mejor excursión que la visita al Ciervo de Chimiachas, pintura rupestre de singular belleza. Una vez visto el ciervo, opcionalmente podemos descender el barranco de Chimiachas (obligado equipo de descenso) y subir por el Pasolén, camino equipado salvaje y solitario.

Otra opción más a tener en cuenta.

Galería y vídeos.

Planos.

Más información:

Estrechos de Montanejos

Estrechos de Montanejos – Cueva negra – Montanejos – Castellón.

Tipo de ruta: circular.
Longitud: 9,88 km
Desnivel: 300 m
Duración: 3 horas y media.
Dificultad: media.

Itinerario:

Montanejos – Pared del estrecho (subida)
Pared del estrecho – Puente sobre el río (bajada)
Puente sobre el río – Colladillo (subida)
Colladillo – Montanejos (bajada)

El punto de comienzo será el Balneario de Montanejos.

Bonita ruta por ambos márgenes del rio Mijares. Imprescindible la visita al Chorro de agua que sale de la montaña tras atravesar las turbinas para la producción de energía eléctrica. Hay que llevar chubasquero o capa, lo que más tape porque al pasar por el camino acabaréis calados. Si es en verano: ducha gratis. Muy recomendable también visitar la zona de la Fuente de los Baños.

El sendero sigue el curso del rio Mijares desde Montanejos hasta el aliviadero de la presa de Arenoso, donde, dependiendo del chorro de agua que salga, nos daremos una ducha. Posteriormente seguiremos por el margen contrario del rio hasta llegar a la Cueva.

El congosto o cañón de Chillapájaros ha sido excavado por el río Mijares en una profundidad considerable. Las perspectivas de esta formidable garganta, de sus farallones, pueden contemplarse por medio de dos amplios “balcones”, construidos dentro del túnel que franquea el paso a la carretera que une el valle de Arenoso con Montanejos.

Antes de penetrar en este túnel nace a la izquierda de la carretera el camino que se une al río, por donde pasa el balizado sendero circular de Los Estrechos. Un puente permite cruzar al otro lado del río.

El recorrido por este sendero es de lo más fascinante dentro de los paisajes que ha creado el Mijares. Se observa toda la agreste faz de la garganta, vigorosamente hendida entre la montaña Copa y los murallones del Frontón y adquiriendo toda su belleza. Abajo, las aguas del río rugen atronando los oídos, y entre los pedruscos que obstruyen su cauce se levantan crestones de espuma blanca, agitada y turbulenta. La retumbante cinta se apacigua por el espectacular tajo de Chillapájaros.

El túnel desemboca a elevada altura sobre la presa de Cirat. Y desde estos miradores, en la propia carretera, se ven las distintas escenas de los pronunciados escarpes tallados por el Mijares, cuyos rocosos paredones, con sus tintas grises y coloradas armonizadas pintorescamente, son cita de escaladores por las numerosas vías que se han practicado, tanto por las paredes principales como por las adyacentes al desfiladero.

En la misma presa de Cirat podremos seguir en camino que te lleva a las compuertas y cruzar el río por las mismas .
Continuar  por un  sendero que nace a la izquierda de la última caseta de la instalación y que sigue sinuoso el margen derecho del río.

Continuar avanzando y encontraremos con la sorpresa de un hermoso túnel de unos treinta metros de longitud, excavado en la misma roca del margen. Y ya empezamos a tener roca sobre nuestras cabezas.

Salimos del túnel y ya tenemos paredes a ambos lados del río que van tomando altura hasta llegar al tramo más hermoso del Mijares en todo su recorrido. Aquí termina el sendero porque, por delante de nosotros nos encontramos con los estrechos propiamente dichos. El río pasa encajonado entre dos paredes de más de cien metros de altura en caída vertical, en un paso de unos veinticinco metros de anchura. La pared de la derecha supera por poco los cien metros y es una zona de escalada.

Siguiendo el camino donde se dejó para caminar por el lecho del río, y siguiendo el camino original volveremos a Montanejos.

Es importante informarse en Montanejos sobre la variedad de senderos de la zona.

Cueva negra.

Se trata de una cueva de muy amplias dimensiones, el acceso tiene lugar a través de una gran boca de 26 x10 m tras la cual se encuentra una enorme cavidad con una superficie de 2.300 m2 y un volumen de 40.000m3, que hacen de esta una de las mayores salas de toda la Comunidad Valenciana.

El interior de la cavidad se encuentra lleno de grandes bloques de roca que dada su disposición llegan a formar pseudogalerias, estos fragmentos de roca son denominados CLASTOS y son producto de procesos de desprendimiento.
A unos 800 metros del pueblo, en la carretera de Montanejos a la Puebla de Arenoso, encontramos el inicio norte del sendero de la Bojera, tras un breve recorrido de 700 metros encontraremos un pequeño camino ascendente y que en poco más de 100 m nos lleva hasta la boca de la cueva.

Más Info:

Salto de Fitó

Salto de Fitó – Sierra de l’Albera – Alto Ampordá – Girona – Cataluña – España.

La Sierra de L’ Albera en el Alto Ampordá  constituye el tramo más oriental de los Pirineos. Abarca desde el collado de El Pertús hasta el mar, tiene unos 25 Km. de largo y sus picos culminantes son el Puig Neulos y el Puig de Pastors.

Situación: Sierra de l’Albera – Girona – Cataluña – España
Salida y llegada: parking de El Pertus.
Longitud de la ruta: unos 2 kilómetros.
Desnivel:150 metros aproximadamente.
Dificultad: Baja.

Forma de acceso: La autopista A-7 o la N-II llegamos a El Pertús (Le Pertus) cercano a la Junquera.

A la entrada del Pertús desde La Jonquera (N-II), cogemos el carril de la derecha en la aduana, pasamos por el túnel al otro lado de la autopista, donde podemos dejar el coche.
Salida sin ninguna complicación. No hay fuentes. Evitar los días calurosos del verano. Se recomienda ver el salto después de fuertes lluvias (mismo día) para ver la fuerza del agua. Todo el camino muy bien señalizado con paneles y señales en color amarillo. Camino entre alcornoques hasta llegar al  puente colgante que cruza el torrente del río Fitorell desde donde hay una magnífica vista del salto, y desde donde puede accederse a la base de la cascada. Su altura se estima en unos 60 metros de caída.

Mas información: Mapa comarcal del Alt Empordà 1:50.000 del ICC.

 Ruta alternativa circular para completar la jornada sino se vuelve corta la única visita a la cascada.

 Longitud de la ruta: unos 8 kilómetros.
Desnivel: 500 metros aprox.
Dificultad: Media.
Duración: unas 3 horas.

El Pertús – Salto del Fitó – Carena de Can Concha – San Pedro del Plan del Arca – Minas de San Pedro – Mas Nou – Mas de la Isla – Gual Llobregat – el Pertús.

Ruta por la cabecera del Llobregat, visitando el Salto del Fitó (60 metros) y la ermita prerrománica del San Pedro del Plan del Arca (siglo X).

Descripción: Itinerario común con el descrito para el salto de Fitó. Desde el puente que atraviesa el río se observa  el salto de 60 metros. El camino remonta un terraplén con un desnivel de unos 100 m, los pasos más complicados están equipados, arriba se sigue la arista de la cumbre hasta la ermita prerrománica de San Pedro del Plan del Arca, debe seguirse  unos 50 metros la pista en dirección sur, tomando  el camino de la izquierda, que nos lleva a una instalación sismológica, ubicada en la antigua mina de San Pedro. El camino sube hasta el Mas Nou, aquí se gira  hacia la izquierda en dirección norte, siguiendo la pista unos 800 metros. En este punto a la derecha un sendero nos encamina al vado que atraviesa el Llobregat, dejando la pista y girando a la izquierda se continúa hacia el Mas de la Isla que deberemos dejar a la derecha, por a una pista que lleva a una barraca. Se sigue la pista unos 30 metros antes de la casa, tomando un sendero a la derecha que sigue una conducción de agua. Este camino baja hasta una pista que seguimos unos 400 metros,. Posteriormente un sendero a la izquierda baja hacia la acequia, que deberemos atravesar para enlazar con el camino que se ha utilizado en la ida siguiéndolo hasta el punto de partida.

Cascada de Linarejos

Cascada de Linarejos y Cerrada de Utrero – Iruela – Sierra de Cazorla – Jaén – Andalucía.

El paraje conocido como Cerrada del Utrero-Linarejos es una asombrosa obra natural esculpida por el Guadalquivir en la roca caliza que lo rodea. El sendero se recorre a pie, y te permitirá apreciar las afiladas rocas y oquedades creadas por el agua a lo largo de cientos de miles de años. Es un encantador paseo donde el labiérnago, la cornicabra, y el sauce te acompañan hasta uno de los lugares más fotografiados del Parque: la “cola de caballo” o Cascada de Linarejos.

Longitud: Trayecto circular de 1,7 km de recorrido.
Tiempo: 1 hora.
Desnivel: 100 m.
Localidades: Cazorla – Iruela – Jaén
Dificultad: Baja
Desnivel: 100 metros
Cartografía: Hoja Cartográfica del MTN 1:50000: 928
Paisaje/vegetación: Barrancos verticales. Lanchar. Cascadas y amplias panorámicas de bosque mediterráneo y de ribera.

Cómo llegar:

Para llegar a visitar esta propuesta, tomamos como punto de salida a la ciudad de Jaén rumbo a Cazorla.
Tomando la salida de la carretera de Madrid, nos dirigimos por la autovía A-316 conocida también como la carretera de Jaén a Úbeda que se confluye luego con la carretera de Circunvalación, hasta llegar a un cruce de caminos desde el cual tomaremos la carretera Linares-Úbeda por la N-322.
Estando próximos a la localidad de Torreperogli, el cual bordeamos tomando la A-315 y posteriormente pasar muy cerca de Peal de Becerro por la A-319 hasta llegar a Cazorla y para llegar a nuestro destino tomaremos nuevamente la A-319 en dirección del Parque Natural en sentido noroeste hacia el embalse de Tranco de Beas. Tras recorrer unos 17 km y haber pasado el puerto de las Palomas, descendemos a un cruce llamado Empalme del Valle. Desde este punto desviarse por la JF-7091 sentido Vadillo de Castril. Recorridos unos 3,5 km encontramos el desvío hacia el poblado, en este cruce y a nuestra izquierda, encontramos el inicio del sendero.

La ruta se inicia en la senda que parte a la izquierda, antes de pasar el Puente sobre el Guadalquivir, y el aparcamiento del quiosco-bar.   En este punto se inicia el sendero difícil en los primeros minutos. Ascendemos la primero centena de metros para después comenzar a bajar por una impresionante garganta, por la que discurre el río Guadalquivir encañonado en el paraje denominado la Cerrada de Utrero. Un poco más adelante se accede al muro de la antigua presa o embalse de Utrero, parece ser que hoy está en desuso.

Se baja por unas escaleras de piedra adosadas al muro de la presa hasta el camino que se ensancha. Unos metros mas adelante  y en la otra ribera podremos observar el Salto de Linarejos, una cascada natural por la que se despeña el arroyo Linarejos sobre el río.

Se prosigue la ruta bordeando el Peñón del Lanchón , pudiendo observar hacia atrás los rápidos y pozas que forma el río entre los bloques de piedra caídos sobre él.

En lenta ascensión y desde los miradores existentes, se nos abre ante nosotros una amplia panorámica del Valle del Guadalquivir.

Sin esfuerzo, el camino nos lleva de nuevo al cruce frente al poblado del Vadillo Castril, unos metros mas arriba de donde iniciamos la marcha.

Puede hacerse en el sentido inverso:

Desde el punto del quiosco-bar caminamos por un sendero balizado y en algunos tramos protegidos por barandillas, en los primeros pasos es algo tortuoso mas la belleza del entorno amaina tal inconveniente. Inicialmente ascendemos por el lado norte, rodeando El Lanchón que es un bonito lapiaz, formación kárstica típico de la zona, hasta que giramos por el este, e internarnos en la Cerrada del Utrero.
Esta parte se encuentra a 96 m.s.n.m., se presenta a manera de una garganta fluvial excavada en materiales calizos por el río Guadalquivir, a partir del cual observamos auténticos rápidos y el sonido del agua que vuelve el ambiente ensordecedor.
El río se precipita formando pequeñas cascadas, pero metros adelante lo que domina en si es un espectacular salto de agua mejor conocido como la Cascada de Linarejos, en el arroyo de Linarejos, aguas que se precipitan desde el costado para unirse al Guadalquivir.
Siguiendo con la ruta nos adentramos por el sendero a un estrecho y alargado embalse de la Cerrada del Utrero, uno de los primeros lugares donde desemboca el Guadalquivir y alimenta la central hidroeléctrica de El Valle.

Recomendaciones
Esta ruta se puede realizar en cualquier época del año, pero en época de lluvias el cauce del río Guadalquivir es mas; asimismo se aconseja ir en horas de la mañana para disfrutar mejor del entorno natural.
También es recomendable llevar calzado adecuado ya que algunos tramos son tortuosos e incluso resbaladizos.