* Congosto de Mont Rebei.

Congosto de Mont Rebei – Puente de Montañana – Huesca – Lérida.

El Congosto de Monte Rebei nace como consecuencia de la erosión provocada por el río Noguera Ribagorzana en la Sierra del Montsec, así es un corte en la sierra que deja el Montsec de l’Estall a su derecha (poniente) i el Montsec d’Ares a su izquierda (levante), división que hoy en día coincide con la línea que separa Aragón y Cataluña. Las paredes del desfiladero llegan a superar los 500 metros de altura con puntos donde la anchura mínima del desfiladero es únicamente de 20 metros.

Desde Huesca tomamos la carretera N-240 en dirección Lérida y a la altura de Barbastro nos desviamos dirección Ainsa, Benasque. Unos kilómetros mas adelante tomaremos la N-230 dirección Viella. Al llegar a Puente de Montañana, cruzamos el puente y nos dirigimos dirección Tremp por la C-1311 y a escasos metros nos encontramos un desvío a la derecha que nos indica la dirección a seguir al Congosto de Mont Rebei. Tomamos esta estrecha carretera asfaltada durante 8 km hasta llegar al indicador del aparcamiento de la Masieta, donde dejaremos el vehículo.

La pieza clave para acceder hasta este prodigioso espacio es Puente de Montañana, un pueblo medieval declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1974. Las connotaciones artísticas e históricas que impregnan esta entrada norte al congosto, ya de por sí valiosas, alcanzan un mayor relieve al mezclarse con el conmovedor emplazamiento natural de Mont Rebei: una de las estrechuras fluviales más acusadas y extensas de las que surcan los perfiles ibéricos.

Situación: Puente de Montañana, Sierra Montsec, Lérida.
Inicio: Parking de la Masieta
Longitud: 2.500 m.
Desnivel de la Vía: Poco desnivel, recorrido lineal.
Tiempo en Camino Equipado: 2-3 horas.
Equipamiento: Muy bueno.
Puentes, Pasarelas: 1 Puente Colgante y Pasamanos.
Verticalidad: Recorrido lineal muy aéreo.
Mayor altitud: Cueva Colomera 920 m.
Grado de Dificultad: Bajo.

La Masieta: El recorrido, que discurre en su totalidad por la provincia de Lleida, comienza en el aparcamiento y punto de información de La Masieta. El cómodo sendero nos conducirá por la margen izquierda del río Noguera Ribagorzana y cola del Embalse de Canelles hasta el congosto de Mont-Rebei en menos de media hora. Este primer tramo puede realizarse por la GR-1, salvando un desnivel de unos 50m o bien por un sendero más llano y cómodo que atraviesa el dominio inundable del pantano de Canelles, por lo que esta opción únicamente será viable si el pantano se encuentra bajo de nivel. En este caso podremos tomar a la ida la alternativa del sendero GR-1 y el regreso realizarlo por el sendero más próximo al río.
Puente colgante sobre el barranco de San Jaume o de La Massana Antes de entrar en el congosto nos encontramos el puente colgante de San Jaume que nos permite salvar el importante desnivel del barranco.
Paso de Mont Rebei Pasado el puente, en pocos minutos alcanzaremos el paso de Mont Rebei, en la zona conocida como Los Feixoles, donde nos encontraremos un interesante mirador del congosto.
Congosto de Mont Rebei: Aquí empieza el recorrido por el vertiginoso sendero aéreo excavado en la roca, bien acondicionado y dotado de pasamanos, prácticamente en la totalidad de su recorrido. El sendero superior fue realizado en el año 1.982 y se encuentra perfectamente equipado con pasamanos e incluso disponemos de un importante número de bancos colocados a modo de quitamiedos. Existe un paso inferior igualmente excavado en la roca que fue realizado en 1.924, más peligroso y peor equipado, si bien, aunque desde la oficina de información no recomiendan tomarlo, es transitable y la vuelta puede realizarse por el mismo.
Cueva Colomera: En la parte final del recorrido nos encontraremos una canal que asciende por fuerte desnivel hasta la Cueva Colorema. El trayecto, dotado de anclajes en la roca y cadenas para ayudarnos en la ascensión, no es especialmente difícil si bien hay que realizar varias trepadas.
Último tramo del Congosto: Tras descender de la cueva, seguiremos el recorrido por el congosto y pronto nos encontraremos con el final del mismo, donde las paredes verticales que lo conforman empiezan de nuevo a abrirse. El sendero continua en suave ascensión por la ladera hasta nuevos puntos de interés, aunque nuestro recorrido finaliza en este punto. El acceso al sendero inferior se encuentra situado unos cientos de metros más adelante. Es recomendable continuar por el sendero unos metros más para poder contemplar una visión más general de la apertura del congosto y las imponentes paredes verticales de piedra que lo custodian.

Por su cercania con el Desfiladero de Collegats recomiendo su visita en fechas contiguas.

* Desfiladero del Collegats.

Desfiladero del Collegats – Huesca/Lleida –  Aragón/Cataluña.

Como referencia deberemos tener en cuenta que es un punto de actividad relativamente próximo a la correspondiente a Mont Rebei y recomiendo realizar ambas en fechas contiguas.

Acceso en vehículo en su punto de salida: a la carretera C-13, entre la Pobla de Segur y Gerri de la Sal, hace falta pararse al área de descanso de la Fuente de la Figuereta, situada antes de entrar al desfiladero de Collegats.

El desfiladero se abre al paso del río Noguera Pallaresa, cortando al mismo tiempo las sierras interiores de Peracal al oeste y las de Cuberes y Bourmot al este. Es el paso natural entre el Pallars Jussà y el Sobirà es el desfiladero de Collegats, una estrecha rendija abierta entre altas paredes de roca por donde el río Noguera Pallaresa encuentra camino hacia el Sur. El desfiladero tiene una longitud de unos 5 km y desde el río hasta la parte superior de las paredes de roca hay más de 500 m de desnivel.

El símbolo por excelencia del entorno es la Argenteria, un surtidor de agua en la pared de roca que ha formado travertinos de formas particulares que inspiraron tanto al poeta Maragall como al arquitecto Gaudí. Este espacio fue declarado Reserva Natural Parcial en 1987 por su importancia como hábitat de la nutria y de especies de aves como el treparriscos y el quebrantahuesos. Sin embargo, el ave que más probablemente se puede observar es el buitre, que anida en las abundantes grietas y cuevas de los grandes acantilados.

Ubicado en el interior de una gruta, en una zona de difícil acceso, está el monasterio de Sant Pere de les Maleses.

Al paisaje espectacular y de una belleza excepcional de los acantilados de Collegats, se añade la singularidad y larga historia del monasterio e importantes valores naturales al transcurrir por el hábitat del quebrantahuesos, el treparriscos, el buitre y la nutria.

Incidencias del sendero a tener en cuenta:

  • 0,00 km. Inicio del itinerario. Carretera C-13, área de descanso de la Font de la Figuereta (541 m). Desde la fuente, hay que cruzar la carretera C-13 y coger la pista asfaltada de Gramuntill, al principio de la cual se encuentra la señal de inicio del itinerario. En seguida, la pista deja de estar asfaltada.
  • 0,95 km. Inicio del camino de Sant Pere. A la derecha de la pista, una señal de dirección indica el camino que hay que coger para ir a Sant Pere de les Maleses. Se trata de un sendero por donde antiguamente se hacía bajar madera que sube hacia el acantilado pasando por debajo de una línea eléctrica de alta tensión. El sendero es bastante empinado hasta llegar a la primera terraza de roca, donde se encuentra el camino del monasterio proveniente de Gramuntill.
  • 1,52 km. Camino de Gramuntill a Sant Pere. Ya situados en lo alto de la terraza de roca, se gira a la derecha haciendo un ángulo de 90 grados y siguiendo por un amplio rellano entre dos paredes de roca. A partir de aquí, el camino va paralelo a la gran pared del desfiladero de Collegats buscando la entrada del barranco de Sant Pere.
  • 1,76 km. Barranco. Se cruza un barranco por un bosque de pinos y se sigue por el mismo camino, primero en ligera subida y, una vez pasada una loma, en bajada, pero siempre en paralelo a la pared de roca. Cuando el camino comienza a adentrarse en el barranco de Sant Pere, se encuentra un cruce señalizado.
  • 2,88 km. Cruce señalizado. Para ir al monasterio, hay que continuar hacia el interior del barranco siguiendo la misma dirección que se llevaba. El camino sigue llano hasta llegar a un punto donde se puede cruzar el barranco.
  • 3,32 km. Barranco de Sant Pere. Se cruza el barranco y, una vez en el otro lado, el camino gira hacia la derecha, río abajo, para acercarse a una gruta, en la que están las ruinas del monasterio de Sant Pere de les Maleses.
  • 3,54 km. Monasterio de Sant Pere de les Maleses. Para continuar el itinerario, hay que desandar el camino hasta el cruce señalizado que se ha pasado de largo.
  • 4,20 km. Cruce señalizado. De nuevo en el cruce, ahora hay que ir hacia la izquierda (N) para descender directamente hacia el barranco y cruzar el río.
  • 4,36 km. Barranco de Sant Pere. Se cruza el río y se gana altura por el otro margen, a la vez que se empieza a ir en dirección SE hacia la salida del barranco. Pronto se llega a una loma desde donde se ve el río Noguera Pallaresa, a la derecha del trayecto, y donde el camino vuelve a cambiar de dirección, ahora para ir hacia el N. Se pasa por debajo de una línea eléctrica y luego se hace un zigzag para ganar altura y llegar a la cueva de la Serpent, indicada con una señal.
  • 5,60 km. Cueva de la Serpent. Pasada la cueva, el camino sube de nuevo haciendo una serie de rodeos que llevan directamente al pie de la pared de roca. Justo bajo el acantilado, el camino gira a la derecha hacia una torre eléctrica de alta tensión desde la que se ve perfectamente el barranco del Infierno. Poco después, el camino comienza un rápido descenso para llegar a la carretera.
  • 6,46 km. Carretera. Para volver a la fuente de la Figuereta, hay que cruzar la carretera y caminar entre la carretera y el río hacia la derecha hasta el túnel, en cuya entrada se toma la antigua carretera hoy convertida en un paso de peatones. Tras pasar de largo los barrancos del Infierno y de Llabró, La antigua carretera vuelve a salir a la C-13, donde hay que caminar por el andén los últimos 200 m para volver a la fuente de la Figuereta.
  • 8,85 km. Área de descanso de la Fuente de la Figuereta. Final del itinerario.

Se trata de una ruta a pie, de dificultad baja-media y señalizada, y con un recorrido de casi 9 km, un desnivel de 420 m. y una duración aproximada de 5 horas. Se refleja en recorrido tan como aparece en su fuente original.

* Cañón del río Velillos

Cañón del río Velillos – Olivares – Granada – Andalucía.

En el poniente Granadino, entre otros bonitos e interesantes parajes está el cañón del rio Velillos, se encuentra en el pueblo de Olivares, pedanía de Moclin, zona salpicada de encinas y de matorral con especies como el romero y el tomillo, rodeado de cultivos de labranza y lleva hasta una pequeña central eléctrica «Casa dela Luz» en desuso, reconvertida actualmente en hotel, donde hay que cruzar el rio por un rústico puente de madera.

Acceso:

Pasado Granada se sale de la A-92 en dirección a Pinos Puente, pasando junto a esta localidad que está en la falda de Sierra Elvira. Se sigue en un cruce hacia la pedanía de Los Olivares, pedanía de Moclín, y al entrar en el pueblo se tuerce a la izquierda por una estrecha carreterilla siguiendo las indicaciones de “Ruta de Senderismo” y Hotel Don Curro. Junto a este cerrado hotel rural, que ante fue molino, se aparca el coche antes de iniciar la bajada hasta el río Velillos. Antes puede disfrutarse de las hermosas vistas que hay desde aquí hacia el pueblo.

Distancia: de 8-9 km
Tiempo: 5 a 6 horas
Dificultad: Media.
Altitud mínima 1.369 metros, máxima 1.757 metros
Desnivel acumulado subiendo: 427 metros, bajando: 415 metros

Se sigue por la orilla corriente arriba y pronto se encuentran carteles con información de las plantas de ribera, etc.

Al llegar a las ruinas de una pequeña central eléctrica se pasa al otro lado por un puentecillo y empezamos a remontar por una cuesta.

Las paredes del cañón van ganando en verticalidad y por encima de ellas, a nuestra izquierda, vemos asomar la fortaleza de Moclín como un verdadero nido de águilas.

El sendero se va estrechando entre los olivos y las cañas hasta llegar a la Fuente de la Buena Ventura, de la que sale un buen chorro de agua.

Poco a poco nos vamos acercando a lo más estrecho del cañón, vemos el río, que vamos dejando abajo, haciendo cascadas entre las rocas.

Nos encontramos una piedra de molino, señal de que en otras épocas esta actividad fue importante por aquí. Y llegamos a la hoz que hace el río Velillos en una zona encajonada entre paredes, y en la que han instalado un puente colgante y una pasarela por la pared rocosa para poder pasar.

Pasamos por el puente y seguimos por la pasarela que va a media pared, hasta que llegamos a una presa.

En el folleto que ha editado el Ayuntamiento de Moclín llaman a este sendero la Ruta del Gollizno, aunque es más conocido como La Hoz.

Desde aquí podemos volver hacia el punto de partida. La otra opción es la de seguir adelante para poco a poco ir iniciando el acceso hasta Moclín como destino final, para su visita e inciar el camino de vuelta directa a Olivares en el punto de partida.

Más información:

Chorros de Barchel

Chorros de Barchel – Hoces del Turia – Benagéber – Valencia

Ruta circular

Inicio y final: pantano de de Benagéber
Recorrido: 10 Km
Tiempo: 4 horas
Altura máxima: 694
Altura mínima: 428
Dificultad: media-baja

Llegar hasta el Pantano de Benagéber donde encontraremos aparcamiento. Caminamos con dirección Tuéjar, cruzamos andando el túnel. A los pocos metros en esta dirección , a nuestra derecha veremos un cartel indicando el GR 7, subiremos por una pequeña senda, empezando aquí la ruta.

Dejamos los coches en el embalse de Benagéber donde encontraremos el panel inicial de la ruta con la información de la ruta y de las zonas protegidas que atraviesa:

Lugar de Interés Comunitario “Alto Turia” (LIC).

La zona, vertebrada por el río Turia, discurre entre estrechos cañones. La vegetación está constituida por las mejores representaciones de bosques de ribera, incluidas como LIC del “Alto Turia”: sauces, chopos y álamos, pinares, matorrales de coscoja y romero, prados cársticos y pastizales xerofíticos, en magnífico estado de conservación.

Zona Húmeda de Barchel.

Los conocidos Chorros de Barchel están incluidos en el Catálogo de Zonas Húmedas de la Comunidad Valenciana. Rodeado de vegetación, el Barranco de las Cabrillas vierte sus aguas formando uno de los enclaves de gran calidad paisajística más interesantes del recorrido.

Zona de Especial Protección para las Aves “Alto Turia Y Sierra Del Negrete” .

Las ZEPA forman parte de la Red Ecológica Europea Natura 2000, donde se integran los lugares más importantes para las aves en Europa y su futura conservación. El objetivo: Asegurar la protección eficaz de todas las aves que viven en estado silvestre, mediante la protección, conservación, restauración y creación de los hábitats necesarios para que sus poblaciones puedan persistir a lo largo del tiempo.

Después de pasar la barrera que impide en paso a los vehículos, seguimos por la pista de servicio del canal. Es toda llana, sin casi desnivel y durante el recorrido podremos ver las hoces del Turia.

Seguimos y en poco menos de una hora llegamos a los Chorros de Barchel.

Aquí acaba la primera para del sendero que se convierte en la opción fácil con un recorrido (sólo ida) de unos 4.5 km.

Si se decide por la circula completa se encontrará con la siguiente parte del recorrido que recorre  las Hoces del Turia y del humedal de Barchel sigue el sendero GR-7 que poco más adelante baja hasta el río Turia y que cruza por un puente colgante.

Al otro lado encontraremos un buzón instalado por la Consellería de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda para que los senderistas podamos inscribirnos en el Libro de Registro y anotar sugerencias.

Ahora la senda comienza una fuerte subida aunque el camino está bien trazado y zigzaguea haciendo un poco más cómoda la ascensión. Os recomiendo parar de vez en cuando para dar la vuelta y contemplar la parte alta de la casaca y las masía de Barchel, al otro lado del río.
Estamos en la senda que va a la aldea de Bercuta. Al poco de alcanzar el camino, ya en la parte alta, encontraremos el señalizador del GR-7, su variante y la fecha de nuestro camino que coincide con esta última.

De nuevo la senda nos conduce por la parte alta de la otra vertiente de las hoces. Justo cuando tenemos a la vista la presa y la espectacular vista del embalse de Benagéber encontraremos el panel explicativo del bosque mediterráneo.

Más Info:

Senda de la Jocica.

Senda de la Jocica – Amieva – Asturias – España

Distancia: Lineal ida y vuelta 6.4 km.
Fuentes: Hay fuente a lo largo del recorrido.
Desnivel: 200 metros.
Estación recomendada: Primavera, verano y otoño.
Duración: 3-4 horas.
Dificultad: media.
Vegetación: Hayas y acebos.
Cartografía: Mapa Adrados 1:25.000 Picos de Europa Macizo Occidental. El Cornión.

La Senda de la Jocica es un viejo camino de uso tradicional ganadero por los pastores de los concejos de Amieva, Sajambre y Valdeón. Los tres comparten en armonía desde hace siglos los pastos y las cabañas de la impresionante majada de Carombo, situada al pie de los fantásticos torreones calcáreos del macizo de Peña Santa, una montaña mítica para todos los montañeros y escaladores.

Inicio y final

Central Hidroeléctrica El Restaño, en el Valle del río Dobra.

Accesos: En Cangas de Onís hay que tomar la N-625 por el valle del río Sella hasta la entrada del desfiladero de los Beyos, donde hay que desviarse a la izquierda hacia la localidad de Amieva. Unos 200 metros antes de llegar a las casas del pueblo hay que tomar una pista de cemento que sale por la derecha y va ganando altura hasta el collado Escueru. Después de superar el collado hay que seguir por el mismo camino descendiendo entre prados y tenadas hasta las orillas del río Dobra, donde se aparcan los vehículos en el paraje de la central hidroeléctrica El Restaño. Siempre podremos acortar el trayecto del coche y ampliar el recorrido a pie, así la ruta podría pasar a tener, contando ida mas vuelta, unos 16 km.

Descripción de la ruta:

Central hidroeléctrica El Restaño. Hay que seguir caminando por la misma pista dejando el río Dobra a nuestra derecha, el camino atraviesa un puente de piedra sobre el arroyo Ozanía y sigue de frente por la misma pista.

Durante el deshielo de primavera se forma una impresionante cascada en las montañas de la izquierda que da origen al arroyo y desemboca en el Dobra. Este paraje se conoce como la majada del Ceremal, y es un lugar excelente para ver las manadas de caballos que pastan libres por las montañas y valles de Picos de Europa. Comienza el tramo por el bosque del monte de Qileñu, con buenos ejemplares de haya y varios rodales de acebos.

Esta parte del itinerario es la más dura con desniveles que llegan al 15%.

Fin de la subida dura en los límites del bosque. El paisaje vuelve a estar definido por las montañas calcáreas de los Picos. Hay que seguir por el mismo camino. Presa de la Jocica y fin del primer tramo de la excursión. La vuelta a la central El Restaño es por el mismo camino en agradable descenso. Central hidroeléctrica El Restaño junto al río Dobra.

A la altura de Juente Prieta, si el tiempo lo permite, podremos intuir (que no ver) el mirador de Ordiales. Al llegar a la Presa de Jocica podremos optar ( si no queremos volver) por seguir adelante y llegar hasta Soto de Sajambre finalizando así la alternativa a la ruta del Arcediano por el lado norte de Cantu Cabronero, aunque eso es otra historia.

Mas Info: