* Congosto de Mont Rebei.

Congosto de Mont Rebei – Puente de Montañana – Huesca – Lérida.

El Congosto de Monte Rebei nace como consecuencia de la erosión provocada por el río Noguera Ribagorzana en la Sierra del Montsec, así es un corte en la sierra que deja el Montsec de l’Estall a su derecha (poniente) i el Montsec d’Ares a su izquierda (levante), división que hoy en día coincide con la línea que separa Aragón y Cataluña. Las paredes del desfiladero llegan a superar los 500 metros de altura con puntos donde la anchura mínima del desfiladero es únicamente de 20 metros.

Desde Huesca tomamos la carretera N-240 en dirección Lérida y a la altura de Barbastro nos desviamos dirección Ainsa, Benasque. Unos kilómetros mas adelante tomaremos la N-230 dirección Viella. Al llegar a Puente de Montañana, cruzamos el puente y nos dirigimos dirección Tremp por la C-1311 y a escasos metros nos encontramos un desvío a la derecha que nos indica la dirección a seguir al Congosto de Mont Rebei. Tomamos esta estrecha carretera asfaltada durante 8 km hasta llegar al indicador del aparcamiento de la Masieta, donde dejaremos el vehículo.

La pieza clave para acceder hasta este prodigioso espacio es Puente de Montañana, un pueblo medieval declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1974. Las connotaciones artísticas e históricas que impregnan esta entrada norte al congosto, ya de por sí valiosas, alcanzan un mayor relieve al mezclarse con el conmovedor emplazamiento natural de Mont Rebei: una de las estrechuras fluviales más acusadas y extensas de las que surcan los perfiles ibéricos.

Situación: Puente de Montañana, Sierra Montsec, Lérida.
Inicio: Parking de la Masieta
Longitud: 2.500 m.
Desnivel de la Vía: Poco desnivel, recorrido lineal.
Tiempo en Camino Equipado: 2-3 horas.
Equipamiento: Muy bueno.
Puentes, Pasarelas: 1 Puente Colgante y Pasamanos.
Verticalidad: Recorrido lineal muy aéreo.
Mayor altitud: Cueva Colomera 920 m.
Grado de Dificultad: Bajo.

La Masieta: El recorrido, que discurre en su totalidad por la provincia de Lleida, comienza en el aparcamiento y punto de información de La Masieta. El cómodo sendero nos conducirá por la margen izquierda del río Noguera Ribagorzana y cola del Embalse de Canelles hasta el congosto de Mont-Rebei en menos de media hora. Este primer tramo puede realizarse por la GR-1, salvando un desnivel de unos 50m o bien por un sendero más llano y cómodo que atraviesa el dominio inundable del pantano de Canelles, por lo que esta opción únicamente será viable si el pantano se encuentra bajo de nivel. En este caso podremos tomar a la ida la alternativa del sendero GR-1 y el regreso realizarlo por el sendero más próximo al río.
Puente colgante sobre el barranco de San Jaume o de La Massana Antes de entrar en el congosto nos encontramos el puente colgante de San Jaume que nos permite salvar el importante desnivel del barranco.
Paso de Mont Rebei Pasado el puente, en pocos minutos alcanzaremos el paso de Mont Rebei, en la zona conocida como Los Feixoles, donde nos encontraremos un interesante mirador del congosto.
Congosto de Mont Rebei: Aquí empieza el recorrido por el vertiginoso sendero aéreo excavado en la roca, bien acondicionado y dotado de pasamanos, prácticamente en la totalidad de su recorrido. El sendero superior fue realizado en el año 1.982 y se encuentra perfectamente equipado con pasamanos e incluso disponemos de un importante número de bancos colocados a modo de quitamiedos. Existe un paso inferior igualmente excavado en la roca que fue realizado en 1.924, más peligroso y peor equipado, si bien, aunque desde la oficina de información no recomiendan tomarlo, es transitable y la vuelta puede realizarse por el mismo.
Cueva Colomera: En la parte final del recorrido nos encontraremos una canal que asciende por fuerte desnivel hasta la Cueva Colorema. El trayecto, dotado de anclajes en la roca y cadenas para ayudarnos en la ascensión, no es especialmente difícil si bien hay que realizar varias trepadas.
Último tramo del Congosto: Tras descender de la cueva, seguiremos el recorrido por el congosto y pronto nos encontraremos con el final del mismo, donde las paredes verticales que lo conforman empiezan de nuevo a abrirse. El sendero continua en suave ascensión por la ladera hasta nuevos puntos de interés, aunque nuestro recorrido finaliza en este punto. El acceso al sendero inferior se encuentra situado unos cientos de metros más adelante. Es recomendable continuar por el sendero unos metros más para poder contemplar una visión más general de la apertura del congosto y las imponentes paredes verticales de piedra que lo custodian.

Por su cercania con el Desfiladero de Collegats recomiendo su visita en fechas contiguas.

* Desfiladero del Collegats.

Desfiladero del Collegats – Huesca/Lleida –  Aragón/Cataluña.

Como referencia deberemos tener en cuenta que es un punto de actividad relativamente próximo a la correspondiente a Mont Rebei y recomiendo realizar ambas en fechas contiguas.

Acceso en vehículo en su punto de salida: a la carretera C-13, entre la Pobla de Segur y Gerri de la Sal, hace falta pararse al área de descanso de la Fuente de la Figuereta, situada antes de entrar al desfiladero de Collegats.

El desfiladero se abre al paso del río Noguera Pallaresa, cortando al mismo tiempo las sierras interiores de Peracal al oeste y las de Cuberes y Bourmot al este. Es el paso natural entre el Pallars Jussà y el Sobirà es el desfiladero de Collegats, una estrecha rendija abierta entre altas paredes de roca por donde el río Noguera Pallaresa encuentra camino hacia el Sur. El desfiladero tiene una longitud de unos 5 km y desde el río hasta la parte superior de las paredes de roca hay más de 500 m de desnivel.

El símbolo por excelencia del entorno es la Argenteria, un surtidor de agua en la pared de roca que ha formado travertinos de formas particulares que inspiraron tanto al poeta Maragall como al arquitecto Gaudí. Este espacio fue declarado Reserva Natural Parcial en 1987 por su importancia como hábitat de la nutria y de especies de aves como el treparriscos y el quebrantahuesos. Sin embargo, el ave que más probablemente se puede observar es el buitre, que anida en las abundantes grietas y cuevas de los grandes acantilados.

Ubicado en el interior de una gruta, en una zona de difícil acceso, está el monasterio de Sant Pere de les Maleses.

Al paisaje espectacular y de una belleza excepcional de los acantilados de Collegats, se añade la singularidad y larga historia del monasterio e importantes valores naturales al transcurrir por el hábitat del quebrantahuesos, el treparriscos, el buitre y la nutria.

Incidencias del sendero a tener en cuenta:

  • 0,00 km. Inicio del itinerario. Carretera C-13, área de descanso de la Font de la Figuereta (541 m). Desde la fuente, hay que cruzar la carretera C-13 y coger la pista asfaltada de Gramuntill, al principio de la cual se encuentra la señal de inicio del itinerario. En seguida, la pista deja de estar asfaltada.
  • 0,95 km. Inicio del camino de Sant Pere. A la derecha de la pista, una señal de dirección indica el camino que hay que coger para ir a Sant Pere de les Maleses. Se trata de un sendero por donde antiguamente se hacía bajar madera que sube hacia el acantilado pasando por debajo de una línea eléctrica de alta tensión. El sendero es bastante empinado hasta llegar a la primera terraza de roca, donde se encuentra el camino del monasterio proveniente de Gramuntill.
  • 1,52 km. Camino de Gramuntill a Sant Pere. Ya situados en lo alto de la terraza de roca, se gira a la derecha haciendo un ángulo de 90 grados y siguiendo por un amplio rellano entre dos paredes de roca. A partir de aquí, el camino va paralelo a la gran pared del desfiladero de Collegats buscando la entrada del barranco de Sant Pere.
  • 1,76 km. Barranco. Se cruza un barranco por un bosque de pinos y se sigue por el mismo camino, primero en ligera subida y, una vez pasada una loma, en bajada, pero siempre en paralelo a la pared de roca. Cuando el camino comienza a adentrarse en el barranco de Sant Pere, se encuentra un cruce señalizado.
  • 2,88 km. Cruce señalizado. Para ir al monasterio, hay que continuar hacia el interior del barranco siguiendo la misma dirección que se llevaba. El camino sigue llano hasta llegar a un punto donde se puede cruzar el barranco.
  • 3,32 km. Barranco de Sant Pere. Se cruza el barranco y, una vez en el otro lado, el camino gira hacia la derecha, río abajo, para acercarse a una gruta, en la que están las ruinas del monasterio de Sant Pere de les Maleses.
  • 3,54 km. Monasterio de Sant Pere de les Maleses. Para continuar el itinerario, hay que desandar el camino hasta el cruce señalizado que se ha pasado de largo.
  • 4,20 km. Cruce señalizado. De nuevo en el cruce, ahora hay que ir hacia la izquierda (N) para descender directamente hacia el barranco y cruzar el río.
  • 4,36 km. Barranco de Sant Pere. Se cruza el río y se gana altura por el otro margen, a la vez que se empieza a ir en dirección SE hacia la salida del barranco. Pronto se llega a una loma desde donde se ve el río Noguera Pallaresa, a la derecha del trayecto, y donde el camino vuelve a cambiar de dirección, ahora para ir hacia el N. Se pasa por debajo de una línea eléctrica y luego se hace un zigzag para ganar altura y llegar a la cueva de la Serpent, indicada con una señal.
  • 5,60 km. Cueva de la Serpent. Pasada la cueva, el camino sube de nuevo haciendo una serie de rodeos que llevan directamente al pie de la pared de roca. Justo bajo el acantilado, el camino gira a la derecha hacia una torre eléctrica de alta tensión desde la que se ve perfectamente el barranco del Infierno. Poco después, el camino comienza un rápido descenso para llegar a la carretera.
  • 6,46 km. Carretera. Para volver a la fuente de la Figuereta, hay que cruzar la carretera y caminar entre la carretera y el río hacia la derecha hasta el túnel, en cuya entrada se toma la antigua carretera hoy convertida en un paso de peatones. Tras pasar de largo los barrancos del Infierno y de Llabró, La antigua carretera vuelve a salir a la C-13, donde hay que caminar por el andén los últimos 200 m para volver a la fuente de la Figuereta.
  • 8,85 km. Área de descanso de la Fuente de la Figuereta. Final del itinerario.

Se trata de una ruta a pie, de dificultad baja-media y señalizada, y con un recorrido de casi 9 km, un desnivel de 420 m. y una duración aproximada de 5 horas. Se refleja en recorrido tan como aparece en su fuente original.

Congosto de Mu

Congosto de Mu – Alós de Balaguer – Lérida – Cataluña

Distancia recorrida: 8 kilómetros, solo ida
Altitud mínima: 274 metros, máxima: 366 metros
Desnivel acumulado subiendo: 150 metros, bajando: 169 metros
Grado de dificultad:  Fácil
Tiempo: 5 horas ida y vuelta
Finaliza en el punto de partida: Sí.
Circular: No.

Inicio de la excursión:

desde Alòs de Balaguer hasta el Estrecho de Mu, justo donde está situado el puente de Alòs de Balaguer sobre el río Segre, en el lado derecho, encontramos los carteles indicativos del inicio del camino hasta la toma de Camarasa. Este camino se llama Camino del Solà y nos lleva directamente hasta el inicio del Desfiladero de Muro. Esta primera parte del camino es completamente plana sin ninguna dificultad y transcurre siempre en el lado derecho del río. A unos 2,5 km del inicio de la excursión desde el puente, encontramos una zona de recreo llamada la Espadella, una zona con mesas de piedra, una fuente, e incluso una cabaña-barbacoa.

El tramo de dirección este-oeste del río Segre da unas características geográficas particulares en este sector fluvial, que no se repiten en otros ríos de los Pirineos. Además, la resistencia de los materiales entre Alòs de Balaguer y Camarasa genera un paisaje abrupto, no habitual en una zona tan meridional. Las altitudes máximas están entre los 773 m de Lo Castellar en Alòs de Balaguer, y los 718 m de Lo Muro en Camarasa, mientras que el río desciende a una altitud entre 340 y 250 m. Estas características geomorfológicas se pueden apreciar, cuando seguimos el Camino del Solà, si miramos a nuestra derecha podremos observar las llamadas Rocas preñadas donde se encuentra la Cueva del Parco, importante yacimiento arqueológico de nuestro país.

Pasarela colgando en el Estrecho de Muro

A medida que se avanza por la pista, el paisaje se estrecha, el camino transcurre más cerca del río y baja a su nivel, pasando muy cerca del agua. Una vez se deja atrás la fuente del Espadella, habrá que caminar 1 km más aproximadamente hasta llegar al Estrecho del Muro, lugar donde acaba la pista transitable para vehículos y comienza el camino sólo apto para caminantes.

Justo en este punto, el Estrecho de Muro, encontramos una pasarela colgada en la roca que nos permite adentrarnos en el majestuoso paisaje del desfiladero de Muro, donde puede observarse la espectacularidad con que los contrafuertes de la Sierra Carbonera y los contrafuertes de Lo Castellar y el Serrat del Piojo caen verticalmente sobre el agua de forma impresionante.

 Desfiladero del Mu. Del Estrecho de Muro hasta el Puente Colgante.

Hasta el Estrecho de Muro, se recorren aproximadamente unos 3 km, y si hasta ahora el camino era simplemente un paseo tranquilo, amplio y completamente llano, a partir del momento en que acaba la pista transitable para vehículos y se accede a la pasarela colgante, el camino se transforma en un sendero que sigue transcurriendo a veces junto al río, a veces a una distancia considerable. Este sendero va subiendo poco a poco arriba del desfiladero, siempre por la vertiente derecha del río, hasta que se eleva a una altura importante, donde las vistas del desfiladero son espectaculares, con el río metido en el fondo del desfiladero y el fondo siempre enmarcado por la gran mole del Mont-Roig.

Este segundo tramo hasta el puente colgante, es un tramo un poco más complicado pero nada pesado, ya que el camino está muy bien marcado y no hay peligro de perder la senda. El principio de este segundo tramo va subiendo poco a poco por la ladera de Lo Palomar (691 m), por la zona de Nampa y La Malvera, separándose y elevándose del río. Cuando se llega al Barranco del Palomar, existe un cruce con otra senda que se dirige hacia otra zona. No debe tomarse este sendero, sino que se debe seguir adelante siguiendo el camino que baja de forma pronunciada de nuevo hasta la orilla del río. 

El camino baja serpenteando por el barranco hasta llegar de nuevo al nivel del río, y desde aquí tendrá que andarse un 300 metros más hasta llegar al pintoresco y hermoso puente colgante de madera. Este puente cruza el río Segre y lleva hasta el lado izquierdo del río. El camino continúa por este lado hasta la toma de Camarasa. Hasta este punto, el tramo comprendido entre el Estrecho de Muro hasta el puente colgante, es de unos 3’5 kilómetros aproximadamente. En total, hasta este punto la distancia recorrida será de unos 6’5 km a pie.

Puente colgante sobre el río Segre. Del Puente Colgante hasta la Central Hidroeléctrica de Camarasa.

Una vez se atraviesa el puente de madera colgante, ya sólo quedan unos 500-600 metros hasta llegar a la confluencia del río Segre y el Noguera Pallaresa. Debe continuarse el camino por el lado izquierdo del río Segre hasta encontrar otra pasarela metálica colgante en la roca, que circula sobre la mini central hidroeléctrica de Alòs de Balaguer, hasta que se accede a la carretera asfaltada que da acceso a la Central Hidroeléctrica de Camarasa.