Hoya Moros

Draco

Siento, al recorrer el camino, los vigilantes ojos de Draco. Su aliento es la brisa que quema mi piel. (Arl)

Mensajes


Alias:
Email:
Para:  
No se publicará el e-mail
(pero es requerido)

Tags - Etiquetas

Código QR.

Código de página Web

Visitas

Navarra

Página 1 de 212

Cascada Xorroxin Urjauzia.

Cascada Xorroxin Urjauzia – Iñárbil de Errazu – Navarra.

Distancia recorrida: 6,16 kilómetros.
Altitud mínima: 292 metros, máxima: 449 metros.
Desnivel acumulado: subiendo: 230 metros, bajando: 197 metros.
Grado de dificultad: Fácil.
Finaliza en el punto de partida (circular): Sí.

Cómo llegar: Por la carretera N-121A hasta Oronoz y la N-121B pasar Elizondo. Desvío por la NA-2600 hasta Izpegi.

La catarata de Xorroxin es una espectacular caída de agua situada al pie del monte Autza (1.306 metros). Cerca de este paraje rumoroso nace el río Baztan, el cual recorre el valle del mismo nombre durante diecinueve kilómetros, para convertirse luego en el río Bidasoa cerca del señorío de Bértiz.

Este tramo inicial del río del Norte está rodeado de antiguas leyendas, ligadas principalmente a la naturaleza salvaje de los montes y bosques de Baztan. Algunas tienen que ver con la diosa Mari -que habitaba en una cueva del monte Autza, junto con su compañero Herensuge (o Sugaar), la serpiente macho-, y también con las fantásticas lamias, que aparecían en las orillas de los arroyos alisando sus cabellos con peines dorados.

Hace medio siglo, algunos ancianos del barrio de Gorostapalo solían contar que junto a la cascada de Xorroxin se veían a veces unas mujeres con pies de cabra o cola de pez, que aparecían y desaparecían misteriosamente. Hoy, en la zona, nadie cree ya en lamias ni en sorgiñas (brujas). Sin embargo, las viejas leyendas han dejado huella en la toponimia de la zona. Concretamente, la poza o el pequeño embalse natural donde cae el agua de la cascada de Xorroxin, se denomina Lamiputzu (pozo de las lamias).

Xorroxin es una espectacular caída de agua en un lugar angosto y sombrío, de aspecto semi-selvático. Su formación puede obedecer a causas tectónicas: el río atraviesa un tramo de dolomías (caliza transformada) y cuarcitas con brechas, muy fracturado. Debido a estas facturas, el río se escalona en varias cascadas, siendo Xorroxin la más espectacular.

Es una cascada que se encuentra tras un sendero circular por el que se accede, está situado en la regata de Iñarbegi, uno de los manantiales del Bidasoa, en Navarra. De él se puede destacar la suavidad de líneas y colores del paisaje de Baztan que contrasta con la espesura y la humedad del entorno de la cascada, la época más recomendable para visitarla es a finales de primavera.

El inicio de la cascada se sitúa en el pueblo de Erratzu, cuyo casco urbano es de lo más apretado. Es un pueblo de estrecho carretil asfaltado y se puede pasear entre prados hasta Gorostapolo, una agrupación de caseríos que merece una visita.

Desde la ermita situada a la entrada, desciende un camino empedrado y cruza el regato o arroyo de Iñarbegi para internarse poco a poco en el interior del barranco donde destacan centenarios castaños trasmochos.

Tras cruzar nuevamente el río, hay un camino a la izquierda que se adentra en el cauce que se debe cruzar, pero con cuidado los autóctonos comentan que es resbaladizo.

Para alcanzar la cascada hay que pasar entre musgos, líquenes y helechos reales que delatan la cantidad de humedad que hay en la zona.

El regreso se realiza por el mismo camino hasta el puente de Iñarbegi. Por el barrio de Iñarbil, se regresa a Erratzu.

Nacederos del Ertzilla y Larraun

Nacederos del Ertzilla y Larraun– Iribas – Navarra.

Recorrido: Iribas – Nacedero Larraun – Iribas
Tiempo: 2 h
Distancia: 6 Km
Desnivel máximo: 50 m

Al sureste de la sierra de Aralar, en Navarra, el río Larraun nace, desaparece y vuelve a resurgir como por arte de magia dejando a su paso un paraje natural que es un placer para los sentidos.
Siguiendo el vaivén de los ríos Larraun y Ertzilla, en la localidad Navarra de Iribas, surge una ruta liviana que ve nacer sus caudales en Basakaitz y Aitzarreta, respectivamente.
Según narra la leyenda, fue en este paraje en el que Teobaldo mató salvajemente a 500 árabes y posteriormente a sus padres. De hecho, cada año, los lugareños suben a los nacederos en la “Romería de Teobaldo”.

Esta ruta, según describe el autor, comienza en “Iribas” , “al pie” de la sierra de Aralar tras pasar “la iglesia de San Juan Bautista”. Una vez llegados a este punto, conocido como el “paraje de Lizardi”, parte una pista que nos guiará al nacedero del río Ertzilla para posteriormente continuar por la misma y alcanzar el nacedero del río Larraun.

Encontraremos en el camino con las “ruinas del viejo molino de Aitzarreta”, que tras años elaborando “harina del maíz y del trigo” sufrió “una fuerte riada” lo que originó la imagen actual del mismo. “Trepando” las ruinas del viejo molino, nos topamos con la “boca de la surgencia” del Río Ertzilla, “desandamos” unos “metros del camino” y seguimos “por la derecha” hasta llegar a las “campas de Aiztondo”. Allí mismo, podemos contemplar el “sumidero” que traga “al río Ertzilla”.

Seguiremos en este punto hasta “el paraje de Basakaitz” donde aparecen de nuevo “las aguas” formando el “nacedero del río Larraun”, también conocido como “Guadiana Vasco”. A partir de aquí, deberemos ascender unos “fuertes repechos” hasta llegar “de nuevo” a nuestro “punto de partida”, el pueblo de “Iribas”.

Cueva de Mendukilo.

Muy cerca de Iribas encontramos la cueva de Mendukilo, que ha sido preparada para su visita guiada mediante pasillos e iluminación. El recorrido dura cincuenta minutos y se encuentra abierto todo el año, aunque en verano es recomendable reservar. El itinerario es apto para todo aquel que pueda subir y bajar escaleras.

Página 1 de 212

Login

Fecha actual:

Entradas