Hoya Moros

Draco

Siento, al recorrer el camino, los vigilantes ojos de Draco. Su aliento es la brisa que quema mi piel. (Arl)

Mensajes


Alias:
Email:
Para:  
No se publicará el e-mail
(pero es requerido)

Tags - Etiquetas

Código QR.

Código de página Web

Visitas

Rutas

Página 1 de 212

Por los pueblos beyuscos

Itinerario no señalizado que discurre por «La Senda del Carteru», en Ponga

Este itinerario, no señalizado, discurre por uno de los caminos más tradicionales de Ponga que comunicaba los numerosas aldeas colgadas en el desfiladero de Los Beyos, convertidas ahora en pueblos fantasmas. Se denomina «La Senda del Carteru» a este sendero, conocido desde la antigüedad como la «Senda de la Deguera», que fue hasta hace unos años transitada diariamente por el ya difunto José Ribero Ribero, el cartero de la parroquia de Casielles.

La ruta tiene su comienzo en el aparcamiento del puente Vidosa recorriendo la distancia de unos 800 m. que separan del arranque del camino (punto kilométrico 134,8 de la N-625).

Rótulos de pintura roja anuncian el inicio, el cual afronta el duro repecho de la ladera occidental del desfiladero. Proseguimos con un continuado remonte superando la pedregosa canal jalonada de nogales. Después seguimos progresando por la inclinada ladera comprimiéndose a nuestros pies la carretera y el río. Por encima se elevan el rosario de montañas de quebrada orografía del pre-Cornión, surcados de impresionantes canalizos que desembocan en el Sella.

Nos arrimamos a la canal de La Foz, que superamos tras presentarnos en la siguiente brecha, donde observamos a distancia Biamón, pueblo que parece tallado en la peña, con sus casas fundidas en su propio paisaje. Solamente una vivienda está habitada ocasionalmente. (649 m.) (2,1 km. en 1 h. y 20 min. de marcha).

Reiniciamos el camino abordando la pista de Casielles. La seguimos a la izquierda cruzando al poco tiempo por el rústico lavadero público y el manantial de aguas del pueblo. Después proseguimos con la andadura introduciéndonos en un bosque de hayas, acometiendo el remonte con sucesivas lazadas al término de las cuales se corona el Cantu del Porru.

Desde aquí ya damos vista al cercano conjunto de Casielles y hasta allí nos aproximamos para conocer una de las aldeas más significativas de la zona. Después retornamos al Cantu del Porru y en este lugar abandonamos la pista dando un brusco giro a la derecha para tomar el camino tradicional de La Caviella. La senda, casi perdida entre el matorral, nos introduce en el barrio superior de El Cantiellu, con casas en caóticas condiciones y abandonadas en medio del bosque. El camino profundiza ladera abajo en busca del resto de viviendas del barrio del Pueblu que se escalonan en la misma ladera, guardando el difícil equilibrio sobre la verticalidad del desfiladero.

Descendemos hasta la penúltima casa, la más colgada de todas, donde el camino tradicional «La Senda de la Verganza» baja a la carretera de manera precipitada. Nos apropiamos de este camino y siguiendo su amplia traza vadeamos un arroyo. Más adelante el camino se libera del bosque, a partir de una marcada brecha que constituye un mirador de Los Beyos.

Agradecimientos a maese de Fonteculler, Antonio Fernández.

Como complemento a ésta entrada, ver Desfiladero de los Beyos.

El Brogit de la Vall.

El Brogit de la Vall – Capafonts – Tarragona – Cataluña

Acceso: por Montblanc y luego a Capafonts.

Un nuevo circuito al estilo de Estels del Sud posteado unos días atrás, a realizar en varios días.  En el entorno de la Costa Daurada, el itinerario se divide en cuatro etapas de un día cada una, donde se combina el patrimonio natural, cultural, etnológico de tres comarcas en el parque natural de les Muntanyes de Prades y el valle del río Brugent. Cuatro localidades en las proximidades de Montblanc en Tarragona y unos 70 kilómetros de senderos.

Mi primera intención es captar más información habida cuenta de lo exigua con que me llega en Grandes Espacios, publicación de la soy mensual seguidor a pesar de la reiteración temporal en que caen; es cierto que, a pesar de todo, uno acaba encontrando nuevas opciones e interesantes entornos.

En este caso, de nuevo, me dedico a sondear la información que Inet me oferta, no con otras intenciones que las de localizar la ruta y el entorno así como los distintos puntos de información que nos puedan servir a todos de referencia, sino también las críticas que pudiera haber sobre el tema.

En la ocasión anterior del Estels me quedó una duda que al final acabaré resolviendo:  tramos de varios días organizados, en los que uno está obligado a reservar y hacer frente a una serie de gastos… no sé, normalmente a mí me gusta ir por libre y contratar lo que me convenga. El hecho de estar, en este caso, obligado a la reserva condicionada por el asunto de las pernoctaciones en los distintos refugios me da que pensar.

Por lo que leo por ahí parece ser que los equipamientos de los distintos refugios dista de ser uniforme aunque con un trato más que correcto. Unido esto a que parte de los senderos pueden llegar a ser prescindibles por lo poco que puedan aportar, cada uno podrá sacar sus conclusiones. Personalmente creo que se trata de una opción demasiado condicionada a una iniciativa turística y comercial.

No obstante, no creo que el entorno y la actividad desmerezca lo más mínimo y supone una verdadera oportunidad de conocer un rincón más de nuestra geografía aunque en mi caso deseable por libre y buscando otra opción de recorridos no condicionados a albergues o refugios en los cuales sólo puedes acceder entrando por el “aro”.

Aquí os dejo los enlaces oportunos:

Página 1 de 212

Login

Fecha actual:

Entradas