Hoya Moros

Draco

Siento, al recorrer el camino, los vigilantes ojos de Draco. Su aliento es la brisa que quema mi piel. (Arl)

Mensajes


Alias:
Email:
Para:  
No se publicará el e-mail
(pero es requerido)

Tags - Etiquetas

Código QR.

Código de página Web

Visitas

Candelario – Llano Alto nº1

Candelario > Puentenueva > Pantano de Navamuño > Camino de los Paporros > Arrebatacapas > Dehesa de la Garganta > Peña Negra > Peña de la Cruz > Llano Alto.

Fecha:  03/07/2011.
Longitud y duración: 18,7 km – 5h30′.
Tipo de sendero: GR y PR parciales.
Dificultad: Baja-Media.
Desnivel: 500 m.

Hora de salida 8:00. Hoy me acompañan Diego y Quique, dos chavales a los que le pide el cuerpo andar entre piornos y pedregales varios. Reseteo del GPS de datos anteriores antes de comenzar la ruta. Mi intención es seguir el mismo camino que en el caso de la Candelario – Circular nº1, que además será común a otras alternativas varias, todas ella interesantes. Puentenueva es un sector común a varios itinerarios que iremos desgranando poco a poco.

Se avecina un recorrido de dificulta baja-media, que más que por su desnivel condiciona las piernas en la longitud del recorrido, unos 18 kilómetros.

Pasada la zona de Puentenueva y dejando a la derecha la bifurcación del camino que nos dejaría directamente en Llano Alto, acometemos la subida a la propia presa de Navamuño por un camino que sigue paralelo al regato que procede del aliviadero del pantano. El sendero se convierte en un camino empedrado en un punto harto conflictivo por la degradación del mismo debido a la acción erosiva natural y la no tan natural de las puñeteras motos de trial. El ascenso es suave en su primera mitad y con desnivel más acentuado en el punto en que la calleja vuelve a convertirse en camino.

Casi 1 kilometro mas adelante abandonamos el camino al salir a la carretera de servicio del pantano, llevamos 4 kilometros y 1 hora de camino. Hasta aquí debidamente señalizado como PR. En este punto giramos a la derecha con dirección a la misma pared de la presa llegando hasta el final de ella.

El camino se bifurca. A la derecha con dirección norte, de nuevo, a Llano Alto (por otra variante), opción que descartaremos. Tomamos la dirección izquierda por la pista que se ciñe a la ribera del pantano. La abandonamos a los 50 metros para acometer por otra pista, a mano derecha, con dirección a arrebatacapas. Pronto encontramos un cruce de pista por el que seguimos de frente, en la pista por la que transitamos vemos a  nuestra izquierda el pinar y a la derecha el hoyo de las Palomas. A lo que parece el final de la pista  llegamos a una bifurcación donde nace un camino tras una alambrada a modo de portera. No tiene pérdida puesto que está al lado de un canchal de cierto tamaño y junto a un pino. Aquí prescindimos de ropa y reponemos fuerzas con unos frutos secos y fruta. Hemos recorrido 6,3 Km. en  1h 45′ de esfuerzo.

Si decidiéramos seguir por el camino que nace allí mismo, embocaríamos en la pista que une el pantano con Llano Alto que dejamos al final de la presa. Es el llamado camino de los Paporros. Decidimos seguir por la pista de la derecha que, rodeando el mismo pinar, nos hace transitar por la zona de Arrebatacapas. Después de un par de cuestas con sus subidas, bajadas y mucho cascajo suelto llegamos a una bifurcación en la que tendremos que tener cuidado de no equivocarnos. Según la dirección Este de nuestra llegada la pista que sigue de frente baja directamente al pantano, así como el camino que nace a la derecha en un ángulo de 45º y dirección Sureste. No optaremos por ninguna de ellas. Elegimos un camino estrecho que sale a la derecha en un angulo de 90º con marca de PR. Lo seguimos unos 20/30 minutos hasta desembocar en la pista que sube desde el Puertecito (en la carretera de la Candelario a la Garganta) donde nos encontramos a la derecha con una portera metálica grande que da acceso a la dehesa de La Garganta. Recuento: 10 km, 2h 45′

La traspasamos (cerrándola obviamente) y seguimos la pista de frente. En este punto hay ganado suelto así es que cuidado con lo que hacemos. Poco a poco la pista va tomando un mayor desnivel y ascendiendo progresivamente con dirección a Peña Negra, la sombra es poca y el sol aquí aprieta. Es importante saber que pasaremos junto a un primer pilón grande de agua que dejaremos atrás siguiendo hasta un segundo pilón más pequeño. En el primero recomiendo no beber en el segundo alguna vez lo hice y no pasó nada. Allá cada cual pero mejor si tiráis del agua de la CamelBak. La vista desde aquí es interesante, hacia el sur todo el valle del Ambroz, hacia el suroeste la Sierra de Gata y la Peña de Francia.

Paramos a reponer fuerzas en dicho pilón, nos comemos el bocata. La cuesta ha hecho mella en Diego supongo que por falta de costumbre. Será necesario que aprenda a regular su paso, necesario en subidas con cierto grado de dureza y desnivel. Quique sin embargo va a su bola, no tiene problemas. En cuanto a mi me conformo con arrastrar mis 1xx Kg, uno hace lo que puede. La primera vez que recorrí este trecho acabé con una pájara de cuidado, pero ésa es otra historia.

Reemprendemos la marcha y aquí deberemos seguir el camino puesto que la pista acaba. El camino no tiene pérdida, está marcado con hitos y en 100 metros salimos del pinar teniendo a nuestra derecha Peña Negra la cual podemos atacar por la parte trasera. Si alguien quiere subir puede hacerlo. En 100 metros se llega arriba donde está situada una caseta de control de incendios.

Lo cierto es que desde Peña Negra la vista es espléndida. A los pies y hacia el Noreste el pantano de Navamuño y toda la cuenca del cuerpo de Hombre con Candelario al fondo. Con dirección Este la Muela  y tras ella Hoyamoros con los Dos Hermanitos y sus peculiares morrenas izquierda y derecha (objeto de otras marchas y  paseos que detallaremos en su momento). También y ya con dirección sureste la cuerda del Pinajarro que acaba en Hervás, unos 15 km más abajo. A nuestra espalda en el valle contrario y al fondo Puerto de Béjar y Cantagallo.

Volvemos a bajar para retomar el camino. Aquí mismo nace un camino que baja a las localidades mencionadas de Cantagallo y Puerto. Vamos bién: 14 km, 4 horas y cuarto.

Seguiremos la pista que con dirección norte acomete una bajada importante. Llegados a determinado punto encontramos una cancela  en el margen izquierdo que no hay quien abra. 5 metros mas adelante saltamos la pared que esta medio derruida y nos metemos por el “prao” de la izquierda. Este sendero (que casi está perdido aunque últimamente se han desbrozado algunos trozos ) nos dejará en 15/20 minutos en la Peña de la Cruz. Si optáis por no tomarlo, la pista os dejará prácticamente 100 metros por debajo de dicha peña. Allí disponéis de fuente y con poco de suerte el chiringuito abierto. Nosotros paramos a tomar algo fresco.

Descanso de 15 minutos a la sombra, el sol pega fuerte y es más cabezón de lo normal. Reemprendemos la marcha, nos queda toda la bajada por la pista sin ninguna incidencia excepto algún lagarto que sale como alma que lleva el diablo. En 30 minutos nos plantamos finalmente en Llano alto.

Son 18,7 kilómetros finalmente y 5h30′

Guardamos el track.

Mapa

Mapa de la zona de Candelario - Béjar 1/25000

Distancia

Perfil de la ruta y distancia.

Descargar toda la Info.

Martes, 19 de Julio de 2011.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Login

Fecha actual:

Entradas